Los jugadores del Real Mallorca atienden a las instrucciones de su técnico, Luis García Plaza, durante un entrenamiento en Son Bibiloni. | RCD Mallorca

2

Entre lesiones, sanciones y la COVID-19, el Real Mallorca descorcha esta noche (21:00/Gol Televisión) el nuevo año sin varias piezas de su engranaje habitual y con una defensa de circunstancias. Sin sus dos centrales titulares (Raíllo por sanción y Valjent por lesión), ni su máximo goleador (Dani Rodríguez) ni los inquilinos de la banda izquierda (Cufré y Mboula), el grupo balear afronta su visita a Oviedo fustigado por las ausencias que han diezmado su tropa y tocado tras la derrota sufrida ante el Fuenlabrada (2-3) en la despedida de 2020.

Ese tropiezo, marcado por la pésima actuación del colegiado Iglesias Villanueva, sesgó una racha de dieciocho partidos oficiales consecutivos sin doblar la rodilla y le apartó del liderato en beneficio del Espanyol tras cinco jornadas en la atalaya de la clasificación y a falta de solo una entrega -el próximo domingo en Son Moix ante Las Palmas- para echar el candado a la primera vuelta.

El duelo llega envuelto en los casos de coronavirus que han afectado a los dos equipos. Borja Sánchez, Edgar, por el bando local, y los mallorquinistas Mboula y Marc Cardona deberán seguir el encuentro por televisión y aislados tras sus positivos.

Noticias relacionadas

Luis García Plaza, acostumbrado a las rotaciones, deberá medir de nuevo la profundidad del vestuario, en esta ocasión por necesidadesd el guión. Para taponar la hemorragia abierta en el centro de la zaga, el técnico tirará del argentino Franco Russo y del serbio Aleksander Sedlar, que ya actuaron de inicio ante el Guijuelo en la Copa y que deberán pasar el exámen ante el tanque argentino Blanco Leschuk, uno de los delanteros que más problemas a los zagueros rivales por su corpulencia y su buen juego de espaldas a la portería.

En la sala de máquinas, el preparador madrileño volverá a recurrir a los habituales de las últimas jornadas, con Ruiz de Galarreta, Salva Sevilla y previsiblemente Aleix Febas haciendo de Dani Rodríguez por detrás del punta. En las bandas, Antonio Sánchez -jugador libre desde el pasado día 1- y quizás Murilo o Lago Junior, mientras que arriba se situaría Abdón Prats, que cerró el año con 6 goles casi consecutivos. Para completar la lista Luis García Plaza tiró de cantera, con los chavales Fran González (central), Iván Bravo (lateral zurdo) e Ibra Diabate (delantero).

El Oviedo también se presenta con las cicatrices de los últimos partidos y sin dos de sus mejores jugadores como el exmallorquinista Sergio Tejera y el donostiarra Marco Sangalli, uno de sus mejores realizados con cuatro dianas. La baja de Borja Sánchez también le crea un problema serio a Ziganda en la banda. Y es que el 2021 se abre esta noche en Oviedo en el duelo de las ausencias.