Un miembro del equipo de seguridad trata de abordar al joven en el campo de fútbol del Real Mallorca.

Corría el minuto 54 de encuentro entre el Real Mallorca y el FC Barcelona cuando un filandés de 17 años de edad y residente en Calvià saltó al terreno de juego del primer partido de la retomada Liga Santander que se disputaba a puerta cerrada en el Visit Mallorca Estadi.

En este instante, el servicio de seguridad del estadio y la Policía Nacional lo sacaron fuera del terreno de juego.

Según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora, el chico se enfrenta a una dura sanción por parte de Antiviolencia -en aplicación a la Ley de Deporte- que podría superar los 3.000 euros, además de seis meses de prohibición de acceso a los recintos deportivos.

Noticias relacionadas

El menor, en su declaración ante los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, afirmó que, instantes antes estaba en compañía de unos amigos suyos por las inmediaciones del estadio mallorquinista y éstos le lanzaron el siguiente reto: «¿A que no tienes huevos de saltar la valla y entrar en el terreno de juego?». Acto seguido, el chico cogió una serie de piedras que encontró en la calle y las amontonó en forma de escalera en la puerta de entrada número 4. Se trata de una zona de seguridad muy vulnerable y que suele ser reforzada por vigilantes de seguridad los días de partido. En esta ocasión, la seguridad «se relajó» al tratarse de un partido a puerta cerrada y facilitó la entrada del espontáneo.

Una vez retenido por la Policía Nacional, el chico intentó mentir con su identificación facilitando una identidad falsa, pero unos minutos más tarde los agentes ya tenían localizada a la madre del joven quien se personó en las instalaciones deportivas para hacerse cargo del mismo. La progenitora tenía algunos problemas a la hora de expresarse, por el idioma, pero con ayuda de un intérprete entendió la gravedad de los hechos.

El espontáneo se enfrenta a una dura sanción administrativa. En el acta (informe) oficial de la Policía Nacional se recoge todo lo acontecido y dejan al descubierto graves errores de seguridad por parte del Real Mallorca. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) en los próximos días analizará el tema y, con casi total seguridad, impondrá una sanción al club bermellón.