Antonio Raíllo, en un lance del partido disputado ante el Albacete. | Miquel Àngel Llabrés

4

Antonio Raíllo se expone a una sanción que podría alcanzar hasta los cuatro partidos. El acta del colegiado del comité vasco Gorka Sagues Oscoz recoge que el central cordobés del Real Mallorca fue expulsado por 'golpear con el brazo, en la cabeza de un adversario, con fuerza excesiva y sin estar el balón en juego'. El árbitro le mostró la roja directa en el arranque del segundo tiempo, en el minuto 49, en una pugna con el ucraniano Zozulia.

El escrito del árbitro no sólo recoge el golpe sino que apostilla el uso de fuerza excesiva del defensa, por lo que Raíllo se expone a un duro castigo. Vicente Moreno, de esta forma, deberá improvisar la pareja de centrales ya que a la sanción de Raíllo se suma la lesión de Xisco Campos, que sufrió un traumatismo craneoencefálico de grado 1.