Antonio Vadillo, entrenador del Palma Futsal. | Archivo UH

0

¿Puede ser despedido Antonio Vadillo? La respuesta es no. El Palma Futsal ha cerrado filas en torno a la figura de su entrenador, al que considera intocable e imprescindible. La derrota en la Copa del Rey ante el Full Energía Zaragoza (3-1) ha escocido sobremanera en el seno de la entidad, fundamentalmente, porque se trata de un adversario de inferior categoría.

No obstante, la continuidad de Vadillo está totalmente garantizada y la confianza del club en su trabajo es absoluta. «No contemplamos esté proyecto sin Vadi», señaló un portavoz del Palma Futsal a este diario. A la inesperada eliminación copera del martes cabe sumar la irregularidad que está exhibiendo el equipo en la Liga, donde alterna grandes actuaciones con episodios sonrojantes.

Noticias relacionadas

El club valora la entrega absoluta de su entrenador, al que siempre ha considerado un hombre de la casa y es prácticamente imposible que no cumpla su contrato con el Palma. Otro aspecto a tener en cuenta es la plaga de lesiones que está azotando al equipo, que ha restado potencial a los baleares.