Eloy Rojas, Antonio Vadillo y Tomaz, en Son Moix. | Palma Futsal

0

Una victoria en las cinco últimas jornadas y la Copa de España en el horizonte, con una vital escala previa en Zaragoza este domingo (12 horas) es el panorama que contempla un Palma Futsal que no quiere permitirse más licencias tras el tropiezo del martes en Peñíscola (3-2).

El técnico del cuadro balear, Antonio Vadillo, tiene muy claro que «no hay margen de error» en la pista de un rival del que destaca su particular defensa zonal y que se está jugando la permanencia en la Primera División. «Esto se está acabando y cada partido es una final. Nos jugamos mucho ahora, nosotros para mantenernos en la parte alta, y ellos para alejarse del descenso», añadía el técnico jerezano del cuadro de Son Moix, sincero al admitir que «en Peñíscola no estuvimos a la altura». Contará con las bajas habituales de Diego Quintela y Mati Rosa, aunque por contra recuperará a Lolo y Carlos Barrón, ‘tocados’ días atrás en la visia a Peñíscola.

La racha de resultados del Palma Futsal (una victoria, dos empates y dos derrotas) obliga a una reacción inmediata en Zaragoza. «Más presión no tenemos, pero sí más necesidad de ganar. Y vamos a la cancha de un equipo cuya realidad y calidad de plantilla no refleja la clasificación», añadía el entrenador, que habla de «un equipo veterano, con nivel, que sabe dominar el tiempo del partido y posee calidad a escala individual». El hecho de encadenar dos partidos en menos de una semana ayuda a recuperarse de la última derrota. «Tenemos ganas de jugar ya», aseguraba el entrenador jerezano.

En el vestuario también son conscientes de la importancia de los tres puntos en el Pabellón Siglo XXI. Así lo dejaron patente Eloy Rojas y Tomaz, dos puntales en los planes de Vadillo. El primero recordó que «es una cancha complicada, pero no nos vale otra cosa que no sean los tres puntos... Es una final y hay que sacarla, además de recuperar sensaciones», refirió el ala, quien fue autocrítico al afirmar que en Peñíscola «nos faltó contundencia defensiva», aunque deja claro que «las ocasiones las tenemos, pero las tenemos que materializar», prosiguió.

En la misma línea se expresó Tomaz. Uno de los capitanes del Palma Futsal fue claro al admitir que en Zaragoza «hay que salir a ganar, dando el 100%», explicó el cierre brasileño, quien recalcó que, a estas alturas de la temporada y viendo el nivel de los rivales «la liga está igualada». En ataque, confesó que al equipo le hace falta «el click para que el balón empiece a entrar y estar firmes atrás, evitando encajar goles que son evitables», reseñó Tomaz en la previa del choque de este domingo.