Partido disputado en Son Moix entre el Palma Futsal y el Barça Lassa. | T. Ayuga

2

El Palma Futsal sumó un triunfo crucial sobre el FC Barcelona (3-1) y alimentó su sueño de alcanzar la final por el título de Liga. El conjunto mallorquín, que días atrás había sufrido una dolorosa derrota en el Palau, donde cayó derrotado en la tanda de penalties, suscribió esta vez un partido casi perfecto y equilibró de nuevo la semifinal.

El equipo de Antonio Vadillo, que el lunes disputará en Barcelona el tercer y decisivo encuentro de la serie, volvió a crecerse ante uno de los adversarios más poderosos del torneo. Un tanto de Nunes, que aprovechó un robo de balón de Felipe Paradynski, marcó el rumbo del primer tiempo. El Barça se mostró amenazante desde el principio, pero volvió a topar con un gran Barrón. El Palma, espoleado por un Son Moix repleto, jugó sus cartas y logró cerrar el primer tiempo con ventaja en el marcador.

Tras el descanso, los mallorquines dieron otro paso al frente. El Barça nunca se encontró cómodo y Paradynski y Eloy Rojas no dudadon en aprovechar sus ocasiones. Con el 3-0 en el marcador y ocho minutos para el final, los azulgrana se volcarón sobre la portería de Carlos Barrón. Marcenio recortó la renta local (3-1), pero el Palma cerró filas y conquistó una trabajada victoria.