Imagen de Enric Mas durante la rueda de prensa virtual en la jornada de descanso de este lunes en La Vuelta. | Movistar Team

2

Instalado en la segunda posición provisional de la general de La Vuelta y afianzado como la más firme alternativa al líder, el belga Remco Evenepoel (Quick Step), el mallorquín Enric Mas (Movistar Team) mantiene su filosofía pensando en la segunda semana de carrera, que arranca este martes con una contrarreloj de 30 kilómetros entre Elche y Alicante.

«Vamos día a día», refería en la comparecencia telemática de la jornada de descanso del equipo telefónico. Eso sí, admite Mas que «cuando empezamos en Utrecht, había más dudas. Aunque todavía las hay... En carrera tengo preguntas que no están resueltas, aunque sí es verdad que esperaba estar mejor que Remco». Esos interrogantes de Enric se centran en «mis rivales», además de en su preparación para La Vuelta. «El trabajo entre Tour y Vuelta sabemos que no fue suficiente por el COVID, pero por ahora estas preguntas las estoy respondiendo positivamente en carrera», aseguró el ciclista de Artà.

De cara a la crono del martes, en la que sus grandes rivales, Evenepoel y el triple ganador de la ronda española, Primoz Roglic, parten con teórica ventaja, Enric espera hacer «una contrarreloj decente y no perder mucho tiempo. No he pensado en lo que puedo perder, sino en dar mi mejor versión, y a veces me salen buenas cronos...», avisa Enric Mas, que no puede esconder que, a estas alturas, «Remco (Evenepoel) es el más fuerte. Pero el camino es largo y hay bastantes etapas en las que puede cambiar el guion de la carrera de aquí a Madrid», añade.

Noticias relacionadas

La carrera por seguir en el World Tour por parte del Movistar Team es otro objetivo añadido para Mas y sus compañeros, a la caza de unos puntos vitales que otorgue la general. Pese a ello, Enric tiene claro que no descartaría «sacrificar un podio para ganar La Vuelta, aunque hay que ser conscientes del valor de los puntos. Me gustaría hacer un todo o nada, pero veremos si se puede o no», comenta desde el hotel de concentración del equipo español. «Prefiero arriesgar para ganar, aunque no esté luego en el podio, pero a la vez hay que pensar en el valor de los puntos para el equipo, y su importancia para mí y para el equipo en sí», decía Enric.

Y sobre las dos sensaciones nacionales de La Vuelta, Juan Ayuso y Carlos Rodríguez, instalados en el Top 5 de la general, Enric explica que «además de tener un gran futuro, están dando un gran rendimiento en su primera 'grande' y deben ir día a día. Pero también hay que destacar que gracias a ellos y otros, el ciclismo español está levantándose».

Pensando en la general, remarca que Evenepoel es el líder «porque es el más fuerte hasta ahora», pero le ilusiona a Enric «coger el maillot rojo, ojalá en la segunda o tercera semana», aunque ver «la mejor versión de Remco» le hace ser prudente a la hora de pensar en el liderato a corto plazo. «Si le vemos flaquear, habrá que hacer algo, pero si vemos al mismo Remco de aquí al final, habrá que pelear el segundo puesto». Y no se olvida Enric Mas del triple ganador y vigente campeón de La Vuelta, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma), tercero en la general, y al que «no hay que olvidar que la crono le viene bien y en su mejor versión es un crack... Lleva tres años ganando La Vuelta y va a ir a ganar este también. Sabemos que le gusta jugárselo a todo o nada, y si no puede atacar un día, lo hará otro. Seguro que esperará su momento y verse en su mejor nivel», señaló el balear sobre el otro gran candidato al triunfo final en Madrid.