Toni Oliver, Carolina Payo, Joan Aznar y Toni Cañellas posan con el escudo del Hockey Club Cas Concos en el polideportivo de la localidad 'felanitxera'. | F.Fernández

2

El crecimiento del hockey hierba en Baleares es lento, pero la tendencia es ascendente. El trabajo de formación realizado por el Mallorca Hockey Club, pero también en Menorca y Eivissa, y especialmente el empuje de la Delegación de la Federación Española, con Toni Cañellas al frente, han llevado a esta especialidad olímpica a tener, poco a poco, su espacio en la Isla.

Si en Palma hay una base consolidada, la Part Forana es el siguiente paso dentro del proceso de expansión de una modalidad que ya cuenta con cinco clubes en tres islas, y empieza a observar el interés de Formentera por unirse a este ilusionante proyecto. Dos localidades han dado el paso, siendo Valldemossa la última de ellas. Eso sí, donde el hockey hierba tiene un enorme potencial de crecimiento es en Cas Concos, que presume de un club emergente que busca ampliar la oferta deportiva de Felanitx y dar vida a las instalaciones de la población.

El alcalde pedáneo, Toni Oliver, junto con el regidor d’Esports del Ajuntament de Felanitx, Joan Aznar, se han volcado con la iniciativa que capitanea la presidenta del Hockey Club Cas Concos, Carolina Payo. Un juego de sticks y pelotas facilitado por la Federación Española y la complicidad de su delegado territorial, Toni Cañellas, sientan las bases de un sueño que echa a andar con una docena de niños y niñas que darán vida al recinto polideportivo de la población felanitxera.

«Queremos que sea un proyecto integrador de todo el municipio», explica Oliver, a la par que Aznar deja claro que «es una buena oportunidad para ofrecer y practicar un deporte diferente, dando uso a la instalación». «Los chicos necesitan un aliciente y Cas Concos es un sitio ideal para comenzar, crecer y hacer algo bonito para la localidad y el municipio», añade Carolina Payo, apoyada por su esposo -ambos son profesores de educación física- e «ilusionada» ante un reto «motivante».

Contar con un terreno de hierba artificial será el siguiente paso, pero llevará su tiempo. El campo de fútbol de Cas Concos es un escenario ideal, pero la evolución del proyecto determinará si coge forma este sueño, que daría un nuevo aire a la zona deportiva de la población.