Horas antes de dar comienzo el homenaje ya había muchas motos concentradas delante del Parc de la Mar. | Julián Serrano

4

Un millar de motos han participado este miércoles en el particular homenaje que la familia del motor ha querido rendir al desaparecido Luis Salom.

Desde las 19.30 horas comenzaron a concentrarse en el carril habilitado junto al Parc de Mar. Tras la conclusión del funeral, y en presencia de la familia Salom Horrach, en Dalt Murada, salieron a las 22.30 horas la impresionante comitiva en dirección a Portopí.

En un momento dado del homenaje se pudo ver a Maria Antònia Horrach, madre de Luis, aplaudiendo y mirando al cielo.

Muchas de las motos lucieron una pegatina con el lema 'LS39' en recuerdo del infortunado piloto, lema que también adornó las camisetas de numerosos participantes en el acto.

Por expreso deseo de la familia, los moteros desfilaron en relativo silencio, sin hacer rugir sus máquinas.

Desde el inicio del homenaje, los familiares, amigos y compañeros de Luis Salom aplaudieron el paso de los motoristas.