Rafael Nadal en la rueda de prensa previa al torneo de Hamburgo. | Efe

4

El mallorquín Rafael Nadal, estrella este año del torneo de Hamburgo, aseguró este sábado que se siente bien y que tiene que aceptar su nueva situación, tras una temporada de seis meses en la que, reconoció, ha perdido más que en los últimos once años.

«El cuerpo me pide jugar y aquí estoy», manifestó Nadal en rueda de prensa en Hamburgo, cuyo torneo es un 'ATP Open 500' y uno de los más prestigiosos sobre tierra batida.

Según explicó, normalmente este periodo del verano lo utiliza para relajarse y entrenarse de cara a la parte más dura de la temporada, pero «es obvio que la situación es diferente».

«He perdido más que en los últimos diez u once años», admitió el español.

Preguntado por su temprana derrota en Wimbledon ante el alemán Dustin Brown, reconoció que fue «dura», pero recordó que la vida continúa y que en el deporte unas veces se gana y otras ser pierde. «Jugué mal y perdí», resumió.

«Hay que aceptar que es una nueva situación, afrontarla con una buena actitud y seguir trabajando para volver a estar a un buen nivel», afirmó Nadal, décimo en la clasificación mundial de la ATP.

«Me encuentro bien y no tengo ninguna lesión, que es lo importante», recalcó cuando se le preguntó por su estado físico.

El mallorquín, que jugó por vez primera en Hamburgo en 2003, recordó que regresó después en 2007 y en 2008, cuando jugó las dos finales; la primera la perdió y la segunda la ganó, ambas frente a Roger Federer.

Nadal no quiso hablar de favoritos y aseguró que su intención es centrarse en el juego día a día.