El Mirandés gana aprovechando los errores de un Racing sin puntería

| Santander |

Valorar:

Racing 1 - 2 Mirandés

Racing de Santander: Mario Fernández; Orfila, Samuel, Bernardo, Saúl; Javi Soria (Juanpe, min 46); David Concha (Iván Moreno, min 77), Andreu, Granero (Mariano, min 55), Iñaki; y Miguélez.

CD Mirandés: Razak; Aitor, César Caneda, Álvaro Carral, Cantera (Docal, min 69); Jordi Pablo (Igor Martínez, min 66), Ruper, Sánchez, Alex García; Urko Vera (Pedro, min 79) y Juanjo.

Goles: 0-1, min 19. Ruper, de penalti. 0-2, min 47. Caneda. 1-2, min 61. Mariano.

Árbitro: Gorka Sagués Oscoz (comité vasco). Mostró tarjetas amarillas a Bernardo, Samuel y Saúl por el Racing y a Cantera y Jordi Pablo por el Mirandés.

El Racing de Santander se encontró con los postes, en los que estrelló hasta cuatro balones, para acabar derrotado por el Mirandés, que, pese a verse dominado, supo aprovechar los errores de la zaga cántabra.

El Sardinero registró una pobre entrada para presenciar el debut en casa del Racing en su retorno a la Liga Adelante. La ciudad ahora está más pendiente del próximo mundial de Vela que se disputará en aguas de Santander en menos de quince días y tampoco ayudó el horario de un partido que empezó el sábado (23.00 horas) y acabó el domingo.

El duelo entre el recién ascendido Racing y el Mirandés, repescado al no ser inscrito el Murcia, empezó con dominio de los hombres de Paco Fernández, que no tardaron en disponer de una clara ocasión cuando David Concha controló dentro del área y optó por ceder a Miguélez, que se entretuvo dando tiempo a que la defensa bloqueara su disparo.

El Racing dominaba a un Mirandés agazapado a la espera de una oportunidad que no tardó en llegar en un exceso de confianza de Saúl en banda derecha que aprovechó Jordi Pablo para centrar al segundo palo, donde Juanjo remató de cabeza, Bernardo cortó con la mano y Ruper transformó el penalti.

El gol encajado no descompuso al Racing, que continuó llevando el control del partido para llegar con cierta facilidad al área de Razak, pero poniendo en evidencia su falta de gol, como en el disparo franco de Javi Soria que se estrelló en el poste.

Y en los últimos cinco minutos de la primera parte el Racing, además de reclamar un penalti por derribo de Aitor a Concha, remató otras dos veces a la madera. Primero Saúl colgó un buen centro a Granero, que sin apenas ángulo cabeceó al larguero; y, después, David Concha se fue de varios rivales y chutó fuerte al poste.

Si el Racing no tuvo fortuna en esa recta final del primer periodo, aún se le puso peor la cosa en el arranque de la segunda, porque el Mirandés aumento su ventaja en un saque de esquina botado por Jordi Pablo, para que Caneda cabeceara a las mallas entre los centrales locales.

La fijación del Racing con los postes acabó dando su fruto cuando el larguero rechazó un balón que esta vez aprovechó el recién entrado Mariano para acortar distancias. A partir de ahí, fue un monólogo del Racing mientras que el Mirandés se cerraba bien para defender su ventaja.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.