El piloto español del equipo McLaren, Fernando Alonso, conduce su monoplaza durante los entrenamientos libres del Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1, celebrados en el circuito de Austin. | Efe

1

El piloto español Fernando Alonso (McLaren) recordó el décimo aniversario de su segundo título mundial, que se cumple este sábado, y aseguró que «ojalá» pudiese volver a pelear por un campeonato porque él «siempre» intenta «ser el mejor», ya sea «jugando al tenis o en la Fórmula 1».

«No cambia nada el aniversario. Da igual que sean cinco, doce que diez años, al final es solo un número e intento acercarme al objetivo que es ser el mejor siempre. Intento serlo jugando al tenis o en la Fórmula 1, pero ahora estamos lejos de esa posibilidad», reconoció el asturiano, que fue noveno en la segunda sesión de libres del Gran Premio de Estados Unidos.

El piloto de McLaren, que no se cansó de repetir que «no» son «demasiado competitivos», sueña con la posibilidad de pelear el título de nuevo en 2017. «Ojalá el año que viene nos acerquemos a esa posibilidad. Recuerdo mis títulos con alegría y orgullo, pero ahora estás tan metido en el fin de semana que no piensas en nada de eso», aseveró tras el entreno de este viernes.

En relación a su novena posición en los entrenamientos libres del Gran Premio de Estados Unidos, Fernando Alonso se mostró «satisfecho» por haber «completado el programa». «No hemos tenido ningún percance, hemos dado muchas vueltas y hemos obtenido información bastante útil. Hemos probado los dos tipos de neumáticos y vimos que los superblandos tenían mucha degradación. Ahora pondremos sobre la mesa toda la información y tendremos que tomar decisiones», explicó.

«No es que sea una sorpresa el tema de la degradación, pero siempre es bueno confirmarlo. Hemos hecho muchas pruebas aerodinámicas y de suspensión porque había muchas cosas que han ido mejor en la primera sesión que en la segunda. Creo que hay todavía alguna decimilla por sacar al coche. Ojalá podamos estar peleando por la Q3», dijo en el circuito de Austin.

Por último, y pese a la suspensión del entrenamiento media hora antes de lo previsto, Alonso dijo que los pianos naranjas que han provocado la bandera roja «siempre han estado y nunca ha pasado nada». «Los coches cada vez tienen más apéndices aerodinámicos y es normal que vayamos perdiendo alguno, pero no creo que sea problema del circuito», finalizó.