Juanan González, en el exterior del hotel de Goa en el que permanece aislado desde hace días con el Bengaluru. El central mallorquín no sabe cuándo podrá regresar a España.

18

«La situación aquí es cada vez peor y asusta. La mayoría de los jugadores y técnicos extranjeros han abandonado el país con urgencia, pero a mí no me han dicho nada. Tengo suerte porque vivo en un hotel encerrado, aislado de todo el mundo y sólo salimos para ir a entrenar. Pero estoy preocupado porque si cierran los aeropuertos no sé ni cómo ni cuándo podré regresar a España. Y, sobre todo, por los miles de muertos y de contagiados que se registran cada día».

El defensa mallorquín Juanan González, que milita en el Bengaluru desde hace cuatro temporadas, relata en primera persona la tragedia que está asolando a la India por la descontrolada situación del virus. Han pasado de 12.000 casos diarios a los más de 300.000 en unas semanas y el caos se expande a una velocidad de vértigo. Hay bastante represión ante el confinamiento, escasez de alimentos básicos y temor a salir a la calle. Las imágenes que salen por televisión, con gente acudiendo en masa a los hospitales por la falta de oxígeno y la incineración de los cadáveres en la misma calles, ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias del país.

El central isleño se encuentra actualmente recluido en Goa, donde viven 1,8 millones de personas, y atiende a Ultima Hora desde la habitación. «Están cerrando ciudades del país poco a poco y nosotros nos trasladamos a Goa porque, teóricamente, íbamos a estar más protegidos y más aislados del foco de la pandemia. Teníamos que jugar contra el equipo de Bangladesh el pasado día 21, pero se aplazó al día 28 (anteayer) porque no pudieron desplazarse; pero se ha vuelto a aplazar debido a la difícil situación por la que atraviesa el país, que supera los 3.000 muertos diarios».

Noticias relacionadas

Una porción notable de técnicos y jugadores extranjeros de los diferentes equipos de la Superliga ya han abandonado el país, pero Juanan, y el resto de futbolistas foráneos del Bengaluru, se mantiene a la espera de noticias. «No sabemos nada. Yo hablé con los dirigentes del club para regresar a España pero me dijeron que esperase a ver qué sucede con la Copa. En teoría tenemos que ir a las Maldivas a jugar y desde ahí sí que podría regresar a España pero aún no sé cuándo podré salir de aquí».

Juanan se encuentra recluido en un hotel prácticamente en medio de la selva y alejado de la ciudad. «Estamos solo nosotros y apenas salimos para ir a entrenar, pero tenemos esa incertidumbre de si vamos a poder salir de aquí. Si cierran las ciudades y los aeropuertos, no sé cómo podremos salir. Porque llegará un momento en el que cerrarán los aeropuertos porque los países no se van a arriesgar a dejar que viajen pasajeros procedentes de la India. Ese es el miedo que tengo y realmente que estamos enfadados por esta falta de noticias».

El defensa mallorquín, que pasa test cada dos días y nunca ha dado positivo, relata la curiosa situación de un compañero suyo. «Tengo un compañero australiano que ya no puede regresar a su país. Va a tener que ir, por ejemplo, a España y estar 14 días allí recluido antes de poder volver a su casa. No nos dan ninguna solución, ni nos informan y aquí, por desgracia, la situación es cada vez peor para la población».

Así es la odisea de Juanan, atrapado en el centro de la tragedia que golpea hoy en día a la India con más fuerza que nunca.