0

El autobús del Real Madrid fue apedreado en su llegada a Anfield, por los aficionados que se congregaron en los alrededores del estadio para esperar la llegada de ambos equipos. El bus del Real Madrid, que terminó con una luna rota, apareció en una de las calles paralelas a Anfield a poco más de hora y media para el inicio del encuentro.

Aunque la recepción del mismo fue en general pacífica, con la escolta de la policía británica, varios aficionados tiraron piedras contra el autobús, además de inundar el ambiente con bengalas que desprendían humo de color rojo.

El Liverpool, que tratará de remontar el 3-1 que traen de desventaja de la ida, fue recibido minutos después, con el único incidente de la aparición de numerosas bengalas.

Cientos de aficionados, se han reunido en los alrededores del estadio de Anfield, y han recibido este miércoles a los autobuses de Real Madrid y Liverpool con bengalas y cánticos antes del partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El autobús del Real Madrid fue el primero en aparecer por una de las calles paralelas a Anfield, y cientos de aficionados, la mayoría de ellos sin mascarillas y sin respetar las distancias de seguridad, dirigieron cánticos al equipo español y encendieron algunas bengalas. Pero el plato fuerte fue cuando, unos minutos más tarde, a una hora y media del comienzo del encuentro, apareció el bus rojo de los ingleses. La humareda de color rojo inundó la calle y apenas permitió distinguir la entrada del vehículo, bien escoltado por la policía.

Aun así, la pandemia ha evitado que se repitan recibimientos mucho más multitudinarios como los producidos en este mismo escenario en la antesala de la remontada ante el Barcelona en 2019 y cuando el Atlético de Madrid los remontó en 2020.

Champions League - Quarter Final Second Leg - Liverpool v Real Madrid

Disculpa

Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, reconoció que el Liverpool se disculpó por el recibimiento de sus aficionados, que apedrearon el autobús del conjunto madridista y rompieron una luna. «Es una pena que esto suceda, hoy es una fiesta para el fútbol un Liverpool-Real Madrid. Es uno de los mejores partidos que un aficionado puede ver en el mundo», lamentó Butragueño en Vamos. «La relación entre los clubes es muy buena y es una pena. Los directivos del Liverpool nos han pedido disculpas. Mejor centrarnos en el partido», agregó.