Mateu Alemany junto al presidente del Valencia, Anil Murthy. | Kai Försterling - EFE

0

Las horas de Mateu Alemany en el Valencia parecen contadas...o no. Inicialmente Peter Lim, el propietario del club, ha citado al mallorquín el próximo día 7 de noviembre para previsiblemente poner la rúbrica a su contrato con el club ‘ché’ y darle libertad para que inicie una nueva etapa en otra entidad. Todo indica a día de hoy que la cumbre es finiquitar su relación con el club de Mestalla, pero todo es posible y los medios en la ciudad del Turia se muestra prudentes y el desenlace definitivo de lo que sucederá con el director general queda hoy por hoy en suspense. En las últimas horas ha trascendido que Alemany ya ha llegado a un acuerdo para certificar su marcha y en este escenario no termina de entenderse la reunión con Lim en Singapur.

Juan Carlos Valdecabres explica en ‘Las Provincias’ que este movimiento ha descolocado incluso al propio director general. «Por eso es sorprendente esta llamada de Lim. Más aún cuando en septiembre, fue el propio Alemany el que solicitó entrevistarse con el dueño de la entidad con el fin de que éste le explicara bajo qué condiciones iba a ser su cometido en la entidad. El silencio desde Singapur entonces fue tal que a Alemany no le quedó otro remedio que mandarle un mensaje escrito de teléfono avisando a Lim de que al no tener noticias en sentido contrario, iba a retomar sus funciones y trabajo dentro de la entidad. En ese caso, Peter Lim sí que le contestó con un simple OK». A Singapur, además, también viajará Murthy, el presidente del Valencia, para entrevistarse con Lim, aunque el motivo del desplazamiento del presidente tiene más de planificación de futuro.

El Valencia tiene que cubrir el vacío que va a dejar Alemany ya sea desde el punto de vista deportivo como desde la cuestión técnica. Por otra parte se ha venido especulando sobre el futuro de Alemany con vistas a la próxima temporada. Al parecer cobra fuerza la posibilidad de que su destino sea el Camp Nou y pase a desempeñar un alto cargo en el organigrama de gestión del FC Barcelona. Todo indica que Alemany ha renunciado a unos bonos económicos extras y de esta manera queda con la manos libres para iniciar una nueva etapa profesional.

Noticias relacionadas