Un Sporting de cantera vence a la Ponferradina

| Gijón, España |

Valorar:

Sporting 2 - 1 Ponferradina

Sporting: Cuéllar, Lora, Luis Hernández, Bernardo, Alex Menéndez, Sergio Álvarez, Nacho Cases, Alex Barrera (Pablo Pérez (m 75), Carmona (Santi Jara, m 88), Guerrero y Jony (Juan Muñiz, m 73).

Ponferradina: Moldovan, Carpio, Alberto Aguilar (Lucas, m 56), Alan Baró, Camille, Acorán, Jonathan Ruíz, Andy, Pablo Infante, Yuri y Berrocal (Sobrino, m 67)

Goles: 1-0 Sergio Álvarez (m 59), 2-0 Carmona (m 60), 1-2 Alex Menéndez en propia puerta (m 72)

Árbitro: Figueroa Vázquez. Mostró tarjetas amarillas a Andy (m 52), Alan Baró (m 56), Lucas (m 87)

El Sporting debutó ante sus aficionados con una victoria al imponerse a la Ponferradina en un partido de más corazón que buen juego pero que ratifica la apuesta de Abelardo por la cantera y mantiene al equipo en la zona alta de la Liga Adelante.

Los dos equipos salieron con muchas precauciones defensivas, los locales porque esta va a ser la tónica de la temporada ante la evidente pérdida de potencial ofensivo mientras que los leoneses esperaban ver como se desarrollaba el encuentro.

Abelardo puso en el campo el mismo once inicial de la primera jornada cargado de jugadores de la cantera ya que nada menos que 8 pasaron por el filial y además en el banquillo a excepción del portero todos pasaron por las categorías inferiores.

Los locales tienen la consigna de no complicarse la vida en defensa y desde esta mandar balones largos hacia los hombres de ataque pero eran fácilmente controlados por la defensa de la Ponferradina y el centro del campo apenas tocaba el esférico.

Pedro Infante fue el primero en probar suerte pero su disparo fue flojo y alto y la réplica local fue una bolea del central Bernardo que se había sumado al ataque en un córner.

Guerrero realizó el siguiente disparo para los locales y luego fue Alex Barrera el que dispuso de varias ocasiones pero sus lanzamientos fueron todos muy desviados.

Con media hora jugada los visitantes tuvieron su primera oportunidad clara en un remate de cabeza de Yuri que salió rozando un poste con Cuéllar batido minutos después el propio Yuri no llega a un balón que el portero rojiblanco detiene con apuros.

Fue Yuri quien pudo adelantar a su equipo en un error en el marcaje de Luis Hernández al que el capitán de la Ponferradina gana por velocidad y se planta en un uno contra uno con el guardameta del Sporting que acierta a tocar lo suficiente para mandar el balón a córner y frustrar la ocasión más clara del partido.

Los últimos minutos fueron de dominio visitante y se jugaron prácticamente en el medio campo del Sporting lo que suscitó las primera protestas en las gradas porque su equipo estaba siendo claramente superado por el rival.

Los locales salieron mucho más ofensivos y encerraron a los leoneses en su campo, imprimieron más velocidad y comenzaron a robar muchos balones a una Ponbferradina, que se vio sorprendida por el cambio de actitud de los gijoneses.

La primera gran oportunidad fue en una falta muy bien lanzada por Jony a la escuadra pero Moldovan llegó en una gran estirada para evitar el gol pero los locales se habían lanzado a por el partido y en un minuto marcaron dos goles.

El primero llegó en un rechace de la defensa de la Ponferradina remata Bernardo y Sergio Álvarez libre de marcaje la toca lo suficiente para despistar a Molodvan en la jugada siguiente al saque de centro el Sporting roba el balón que llega a Jony que centra, el balón supera a los centrales y Carmona remata de volea al fondo de la red ante la algarabía de la grada.

Con un tranquilizador 2-0 en el marcador los sportinguistas recularon unos metros para asegurarse su propia puerta lo que aprovecharon los bercianos volver otra vez a irse al ataque.

La Ponferradina se encontró con un gol en una jugada desgraciada del lateral local Alex Menéndez que desvía el balón lejos del alcance de Cuéllar, una jugada que llevó los nervios al equipo y también a la grada.

El entrenador de la Ponferradina y había efectuado dos cambios y Abelardo decidió también mover el banquillo dando entrada a dos de los jóvenes de la cantera Juan Muñiz y Pablo Pérez, dos hombres de gran calidad técnica pero muy fríos en su juego lo que a veces desespera a los aficionados.

Lo que se preveía como una segunda parte tranquila no pudo ser porque la Ponferradina volvió a creer en que podía sacar algo positivo de El Molinón y lo intentó y el Sporting trató de sorprender al contraataque y los últimos minutos fueron de un toma y daca con muchas imprecisiones y poca cabeza.

Guerrero tuvo la última oportunidad del encuentro en una buena jugada colectiva pero su remate tras un gran quiebro a su marcador salió fuera por poco.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.