El alero Rudy Fernández durante una jugada del partido contra el CAI Zaragoza. | Efe

0

Rudy Fernández y Serge Ibaka, los dos jugadores de la NBA que han venido jugando en el Real Madrid durante el cierre empresarial del campeonato americano, recibirán el homenaje de sus compañeros con ocasión del partido contra el Valencia Basquet.

En el descanso del partido, Felipe Reyes entregará a Rudy Fernández y a Serge Ibaka una camiseta firmada por todos los miembros de la plantilla del Real Madrid en reconocimiento a su contribución al equipo durante el tiempo que han permanecido en Madrid y antes de emprender viaje a los Estados Unidos para jugar en la NBA.

A su vez, Rudy Fernández y Serge Ibaka entregarán a Felipe Reyes otra camiseta con sus firmas como en recuerdo de su paso por el Real Madrid y como agradecimiento por la gran acogida que han recibido por parte de la plantilla.

El Real Madrid, que no pierde como local desde la jornada 32 de la temporada 2009/2010, cuando cayó ante el Caja Laboral, intentará alargar la racha con su victoria consecutiva número 23 en casa.

Para Rudy Fernández, el Valencia Basket es «un grandísimo equipo», como lo ha demostrado en los últimos años. «Creo que tiene mucho talento en el exterior con Rafa Martínez, con mucha versatilidad y buenos tiros. Y después dentro, con la incorporación de Tiago Splitter son mucho más fuertes. Caner-Medley corre mucho, es un 4 que es un medio 3 que sale mucho por fuera. Será un partido bonito de ver y sobre todo para que disfrute la gente».

Sergio Rodríguez recordó que el equipo viene de hacer «un gran partido en Milán», en la Euroliga. «Ahora nos toca otro gran equipo como es el Valencia Basket, que con Tiago Splitter ha mejorado muchísimo y tendremos que salir fuerte desde el principio».

«Valencia», indicó, «tiene grandes jugadores que pueden decidir un choque: Rafa Martínez, Nik Caner-Medley, el mismo Splitter, luego tienen bases sólidos y otros en otras posiciones que pueden hacerlo muy bien. Tenemos que estar atentos en todas las posiciones porque jugamos contra un gran equipo.