Previous Next
88

El Atlético Baleares no pudo con el Racing de Santander. El conjunto blanquiazul ha empatado en Son Malferit (1-1) y por lo tanto seguirá luchando por ascender ahora en la doble eliminatoria que afrontará desde el próximo fin de semana. Deberá superar por lo tanto dos rondas para lograr subir a Segunda División A.

El partido empezó con el contratiempo de la lesión de Kike López en el minuto 15 de partido, circunstancia que obligó a Manix Mandiola a tener que llevar a cabo el primer cambio dando entrada en su lugar a Alvaro Vega.

Seguían corriendo los minutos y ninguno de los dos equipos lograba imponerse al otro. Muchas interrupciones, poco fútbol y ninguna aproximación. Salvo un disparo que se marchó fuera de Canario al poco de empezar el partido, las defensas se imponían a las delanteras. El escenario previsto por otro lado. El escenario del encuentro favorecía, y mucho, a los locales, como era de esperar.

Noticias relacionadas

Antes del descanso las cosas se ponían muy bien para el conjunto blanquiazul ya que Fullana avanzaba al ATB de penalti. Un claro derribo de Olaortua sobre Nuha en el interior del área fue castigada con la pena máxima por parte del colegiado. El capitán blanquiazul no falló y los locales se marchaban a los vestuarios con ventaja y siendo equipo de Segunda.

La segunda mitad se inició con muchas dudas en los visitantes. No entraba en sus planes, viendo cómo se había desarrollado la primera mitad, ir por debajo en el marcador. Aun así lo intentaban, pero las llegadas claras se hacían esperar. Tanto como en el 66, minuto en el que llegó el empate. Buñuel enganchó un disparo, tras una jugada ensayada de córner, desde la frontal del área para anotar un golazo. Carl solo pudo mirar cómo entraba el balón.

El tanto del empate metía al Racing en Segunda A y necesitaba el ATB como mínimo un tanto para ponerse otra vez con ventaja en la eliminatoria. Sin embargo, la reacción blanquiazul no se produjo, a pesar de los intentos desesperados en los últimos minutos, y ahora acudirá a la repesca. Tiene aún por delante dos eliminatorias para conseguir el sueño del ascenso a la división de plata.