La playa también cuenta con un chiringuito de madera. | p.lozano

0

Entre los rincones más tradicionales de veraneo en Mallorca que, sin embargo, últimamente han adoptado una nueva imagen con más encanto, cabe reseñar el entorno de la playa de Portals Nous. Aquí casi todo está renovado ahora.

Para empezar la característica curva que describe la calzada ha adoptado un aspecto peatonal, aunque se permite el paso de vehículos en el pavimento, que hace más acogedor el paseo así como la contemplación del panorama con un mirador ampliado, sobre todo en la plazoleta, que ahora sí está peatonalizada y donde se han sembrado nuevos árboles.

La playa también cuenta con un chiringuito de madera de temporada y de reciente colocación donde podemos tomar un refresco antes o después del baño que ofrece esta bonita cala de aguas color turquesa. Pero sin duda donde el cambio de imagen ha sido más radical es en el hotel, completamente transformado y que ahora ocupa todo el terreno inmediato a la playa, donde antaño también se encontraba la antigua casa original de Portals. Su terraza, abierta al público, presenta un elegante y moderno aspecto en tonos blancos con un restaurante a cielo abierto con ambiente de beach club, que invita a tomar algo.