Senderismo en Mallorca

La marina custodiada: de S’Estanyol a Cala Pi

| Llucmajor |

Valorar:
La marina custodiada: de S’Estanyol a Cala Pi.

La marina custodiada: de S’Estanyol a Cala Pi.

Tomàs Vibot

Hoy reseñamos una interesante excursión que recorre un fragmento del litoral de Llucmajor. El tipo de ruta obliga a contar con dos coches o bien con un vehículo que nos recoja al final. Quien quiera reducir su duración en 45 minutos, puede acabarla al comienzo de la urbanización de Vallgornera.

Duración: 2’30h.
Dificultad: Baja.
Equipo: Media Montaña.
Agua: No.
Ayuda: Ma-ING.

➡ Inicio

Empezamos a caminar en el puerto de S’Estanyol, al que llegamos desde Llucmajor por la carretera Ma6015 o desde Campos por la Ma-6030.

➡ Faro

Una pista nos lleva hasta la playa de S’Estanyol, que en su parte interior cuenta con Es Bassal, una pequeña zona inundada. Bordeamos la playa y seguimos por un sendero que avanza paralelo a la costa hasta unos varaderos, junto a los que hay un nido de ametralladoras. Continuamos ahora por una pista, con el chalet de Can Jaqueta a la derecha, hasta llegar al cabo llamado sa Punta Plana, donde nos espera un faro.

➡ Es Observatoris

Pasado el faro, vemos a la derecha del camino sendas casas llamadas Es Observatoris, ya que fueron construidas durante la Guerra Civil para albergar destacamentos de aviación e ingenieros. Enfrente nos queda un litoral muy imponente y abrasivo.

Pasada la playa de S’Estanyol hallamos unas antiguas casas de pescadores. Sin duda, uno de los tramos más bellos de la ruta.

➡ Torre de s’Estalella

Continuamos sin muchas dificultades bordeando la línea de costa por un sendero muy marcado. Al cabo de poco, llegaremos a la Cala en Paiàs, flanqueada por paredes de piedra arenisca. Una vez superada esta rada, atravesamos una pared de mampostería y llegamos a la Torre de s’Estalella, documentada en 1577.

➡ Cala Esglesieta

Después de visitar la torre, seguimos bordeando este duro litoral hasta la Punta des Coconar, tras la que viene el Torrent des Moix. Superamos otra pared y seguimos junto a un nuevo tramo de acantilados. Pese a que parece increíble, aquí existe unpaso hasta el mar (¡no aventurarse!) llamado el Debaixador de Ca n’Esglesieta. Pocos metros más adelante llegamos a la pared que da entrada a la urbanización, situada sobre Cala Esglesieta.

➡ Torre de Cala Pi

A partir de este punto podemos optar por dos opciones: seguir siempre que se pueda por la línea litoral (muy interceptada por chalets) o bien llegar a Cala Pi por el vial de la urbanización. La excursión acaba en la Torre de Cala Pi, que según la documentación fue construida en 1663. Una recomendación: si nos acercamos a la línea litoral de la torre podremos ver parte de esta excursión.

Torre de s’Estalella.

Últimos acantilados antes de Vallgornera.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.