Algunas partes del cuerpo son más propensas que otras a la hora de perder grasa. | Pixabay

0

La actividad física regular y una alimentación saludable y equilibrada son los dos factores claves a la hora de perder grasa corporal y adelgazar, por lo que no existe ningún otro remedio ni milagro para conseguir este fin.

Este objetivo de perder grasa, bajar de peso o adelgazar es el que motiva a la gran mayoría de personas para ponerse a hacer ejercicio, pero lo cierto es que también suelen tirar rápido la toalla al no ver llegar los resultados.

Los resultados en la quema de grasa, aunque tardan en observarse, siempre llegan. Sin embargo, el tiempo que se necesita o la cantidad de grasa que se va a perder con un mismo entrenamiento puede variar mucho de una persona a otra.

Lo primero que hay que saber es que la pérdida de grasa corporal «va a depender muchísimo de la genética», tal y como explica David Marchante, graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y experto en deportes de contacto, en una de sus publicaciones de Instagram.

«Hay personas que van a ser más propensas a perder grasa en una zona, otras en otra», indica. Sin embargo, a nivel general, sí que se pueden entender algunas zonas como las primeras por las que una persona empezará a perder grasa.

«La literatura científica afirma que, en las cuatro primeras semanas, donde más se nota la pérdida es en los brazos, sobre todo en hombres. A partir de la cuarta semana, durante las siguientes y hasta la octava, la cara, la cintura escapular, la espalda alta y las piernas son las partes tanto en hombres como en mujeres, donde más se aprecia definición, aunque en mujeres las piernas pueden requerir más tiempo», añade el experto.

«A partir de ahí, el proceso se vuelve más complicado y hay que insistir hasta las doce semanas para poder ver resultados en pecho y zona interna de los muslos, aunque depende de factores como el índice de masa corporal», concluye David Marchante.

Por último, las partes del cuerpo que más tardan en perder la grasa son los muslos, los glúteos y el abdomen para los hombres, mientras que en las mujeres, a las que también les cuesta perder grasa en esas zonas, también requieren de más tiempo para perder grasa en tríceps y en la zona superior del pecho.