Píldoras de Bienestar

Disfrutar la Navidad sin engordar es posible

| Palma |

Valorar:
El combo de frutos secos y chips es típico en cualquier mesa de Navidad, pero se debe buscar la versión más saludable.

El combo de frutos secos y chips es típico en cualquier mesa de Navidad, pero se debe buscar la versión más saludable.

Pixabay

Las fiestas de Navidad se caracterizan por comidas copiosas y, aunque este año las reuniones no serán tan numerosas, pocas personas renunciarán a comer bien. La coach de salud y experta en inteligencia emocional aplicada a la nutrición, Marga Almarcha, sostiene que «navidades, comidas y kilos de más parece que van de la mano. Se acercan estas fechas y dentro de nosotros ya empezamos a pensar cómo voy a compensar esos excesos de más al final de las mismas».

No obstante, precisa que «estas fechas son para disfrutar, y más en las circunstancias actuales que vivimos», por lo que expone algunas recomendaciones para no ganar kilos de más.

El primer consejo es ,en la medida de lo posible, «ceñirse a los días concretos de fiesta. El resto de días, es más recomendable llevar una alimentación lo más equilibrada y saludable posible».

A la hora de preparar las comidas y cenas se deben tener en cuenta las raciones, por lo que recomienda optar por «raciones pequeñas, tipo tapa, en entrantes y en platos que sean muy contundentes. Ajustar las raciones puede ayudar a aligerar las comidas».

Además, aconseja sentarse a comer sin hambre, para poder disfrutar de la comida de una forma más controlada. «Si lo que más te gusta son los aperitivos, evita todos aquellos que necesiten tostaditas, volovanes…puede estar igual de rico en otro tipo de formato como en cucharitas decorativas, en rollitos vegetales…».

Otra de sus sugerencias es cambiar el paté por berberechos u otros mariscos. «Además de ser más deliciosos, son más ligeros y menos calóricos».

El combo de frutos secos y chips típico en cualquier mesa, pero Almarcha anima buscar su versión más saludable: frutos secos naturales sin sal y chips vegetales hechas en el horno. «Estarás dejando de ingerir una gran cantidad de calorías además de un exceso de sal».

Las sopas y cremas como entrantes son una buenísima opción para calentar el cuerpo y llenarnos un poco el estómago. «Eso sí, intenta que tengan una base de verduras con efecto diurético como la cebolla, apio, nabo, brócoli...», advierte.

También destaca que en la mesa debe haber siempre verde. «Busca una receta que sea fácil y apetecible y que su ingrediente principal sea la verdura. Su aporte en fibra te ayudará a saciarte, además de todos los beneficios que aporta una ración de verdura y hortalizas. Una brocheta de pimientos, espárragos trigueros a la plancha, parrillada de verduras, ensalada de brotes con tomates cherry y vinagreta de hierbas aromáticas…son opciones ideales», sostiene.

La coach de salud y experta en inteligencia emocional aplicada a la nutrición precisa que «si todavía tienes dudas y no sabes si decantarte por pescado o carne, opta por la primera opción. Las preparaciones son más ligeras, por lo que evitarás salsas o guarniciones más contundentes. Un pescado al horno o al papillote con verduras siempre es un acierto y si quieres acompañarlo con una salsa verde, no subirá mucho el total de calorías».

Además, subraya que el alcohol, en sus diferentes versiones, va a estar presente en las comidas y cenas de Navidad, por lo que aconseja intentar beber solo cuando se esté sentado en la mesa. También resulta muy útil tener siempre a mano un vaso de agua. «Te ayudará a sentirte hidratada y a no tener tanta necesidad de rellenar tu copa con calorías vacías».

En el caso de los postres, aconseja decantarse por un sorbete fresco de piña, coco y lima, una gelatina con sabor exótico o una mousse de sabor a vainilla. No obstante, añade que «si eres de los que prefieren ir a lo seguro, una macedonia de frutas cortada con estilo y decorada con mimo o manzanas asadas a la canela, será también un acierto. Y, sobretodo, intenta comer solo uno, aunque sea todo muy tentador».

La bandeja de turrones, polvorones y mantecados es un clásico de las mesas de Navidad. Almarcha explica que no hay por qué renunciar a ellos, pero recomienda cortarlos en trocitos pequeños. Además, reconoce que «después de los turrones, apetece un licor; en este caso, opta mejor por una infusión que te ayude a hacer mejor la digestión».

La coach de salud y experta en inteligencia emocional aplicada a la nutrición sostiene que «lo importante en estás fechas es que mantengamos el máximo equilibrio nutricional posible durante todos los días. Consumir, si cabe, más verdura de hoja verde y hortalizas, los días anteriores y posteriores a las grandes comidas te ayudará a mantener un buen tránsito intestinal y además te ayudará a compensar los excesos. Evita los alimentos procesados y azucarados, que sólo hacen aumentar tu balance calórico a lo largo de los días».

Además, destaca que en la medida de lo posible se debe caminar. «Salir a dar grandes paseos después de comer ayuda a hacer una mejor digestión».

«Las navidades son momentos para disfrutar en familia, pero no se nos tiene que olvidar la importancia de seguir manteniendo unos buenos hábitos saludables para empezar así, el nuevo año con buen pie y buena salud».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Acubator
Hace 4 meses

Los turrones y dulces navideños fueron la respuesta De Dios contra el Broccoli

Valoración:menosmas

Joe Negroponte
Hace 4 meses

Comida saludable y Navidad no son compatibles

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1