Es la primera heladería artesanal de Baleares con certificación de producción ecológica | Mateu Bennassar

5

Con la llegada del calor los helados se convierten en una forma sabrosa de refrescarse. En la geografía española son muchos los locales que ofrecen este alimento y uno de los 16 mejores, según TripAdvisor, está ubicado en Mallorca. Tal y como recoge Huffington Post, Gelatería Colonial, en la Colònia de Sant Jordi, ocupa el puesto número 11 en el ranking de las mejores de España.

La Gelateria Colonial es la primera heladería artesanal de Baleares con certificación de producción ecológica. Desde su creación en 1948, ofrece sus helados, de numerosos sabores y sensaciones. Aparte realizan crepes, gofres, tartas, tortitas, pralinés, polos y copas artesanales de helado de hasta 20 variedades diferentes.

Esta heladería es muy reconocida por todo Baleares. A pesar de tener una gran variedad de sabores a disposición del cliente, Joan Aceituno, propietario, sabe cuáles son los preferidos de los consumidores: «Los helados tradicionales son los que más se venden: chocolate, vainilla, limón, cookies, fresa... como propuestas personales y como pruebas hemos realizado helados de todo tipo: de wasabi, de chocolate blanco con canela, helado de mostaza, de aguacate, de yogur con miel, sésamo caramelizado e incluso de sobrasada. No obstante, yo soy de los que piensan que el helado ha de ser siempre dulce», opina.

El primer puesto de esta lista lo ocupa Heladería Puerta Real, en A Coruña. Con una nota de 4.5 sobre 5 y más de 250 comentarios, el local nace con la idea de combinar las mejores recetas de helado italiano con los mejores ingredientes naturales. El establecimiento cuenta con materias primas de la más alta calidad para hacer realidad uno de los mejores helados de la provincia gallega.

Heladería dellaSerra en Logroño se sitúa en el segundo puesto con sus elaboraciones impregnadas de referencias «de la propia tierra». El tercer puesto es para Gelaaati Di Marco, en Barcelona: helados creación del maestro Di Consiglio Marco, con más de 20 años de experiencia en la elaboración artesanal y tradicional de este postre.