Imagen de Fernando P. Arellano y Javier Gardonio.

0

It Mallorca, empresa explotadora del Hotel Sant Jaume, ha alcanzado un acuerdo con Fernando Arellano e Itziar Rodriguez, propietarios de los restaurantes Zaranda (en estos momentos pendiente de reubicación) y Baiben, para gestionar su operación de alimentos y bebidas. El hotel cuenta con un restaurante con entrada propia de apenas 35 cubiertos, que los restauradores han decidido bautizar con el nombre de «Cantina Panzà». Cuenta además con un espectacular bar que sirve como antesala a la recepción del hotel y al propio restaurante. Arellano y Rodríguez se han asociado con el chef Javier Gardonio, discípulo aventajado de Arellano, que será quien se haga cargo del día a día de la operación.

Cocina de creatividad contenida y precios populares donde la complejidad y el buen hacer de estos dos reconocidos profesionales estará más en los fondos que en las formas. «La idea es marcar la diferencia a través de un buen caldo o sofrito, por supuesto, siempre contando con el mejor producto, y huir de sofisticaciones más propias de los restaurantes de cocina de autor, como Zaranda», explica Arellano. «Es un estilo comfort food», de acento español pasado por la pulidora de la cocina académica francesa,que es la base de nuestra formación», afirma Gardonio.

Entre las propuestas, no faltarán nunca los platos de cuchara, legumbres y arroces, guisos untuosos, combinaciones de mar y montaña e incluso algún clásico de Zaranda como los canelones de rabo de toro con tuétano y aguaturmas o el allipebre de pulpo de costa. Para completar la propuesta, una amplia oferta de tapas y platos a compartir que podrán degustarse también en Panzà Bar, el otro espacio culinario del Hotel Sant Jaume.