Visitar mercadillos navideños es una opción muy interesante para el puente de Navidad. | Freepik

El puente de diciembre ya está aquí. En concreto, el 6 de diciembre se celebra el día de la Constitución y el 8 de diciembre es la festividad de la Inmaculada. Este año caen bastante bien, y aquellos a los que su trabajo se lo permita, pueden disfrutar de unas mini vacaciones. Así, lo que se puedan pedir libre el 5 de diciembre, podrán tener cuatro jornadas de descanso contando el fin de semana previo (del 3 al 6 de diciembre). Otra opción es pedir el día 9 de diciembre y hacer un fin de semana largo, que abarcaría desde el 8 al 11 de diciembre.

En ambos casos, se trata de cuatro días por lo que lo más recomendable es elegir vuelos directos para lograr una mayor optimización del tiempo. Aquí puede consultar todos los trayectos que actualmente se operan desde Son Sant Joan, según informa Aena. Teniendo en cuenta esta premisa, una buena opción es aprovechar el puente de diciembre para disfrutar de algún mercadillo navideño. Todos ellos tienen en común sus espectaculares decoraciones y sus calles llenas de nieve; así como el vino caliente, el chocolate y sus dulces típicos. Si eres de los que deja todo para última hora, aquí te dejamos bastantes recomendaciones para que escojas el mejor destino para este puente de diciembre:

Colonia (Alemania) es una buena opción, ya que tiene vuelo directo desde el aeropuerto de Son Sant Joan. En la ciudad hay numerosos mercadillos, pero el más grande de todos es el que se encuentra junto a la catedral. También es muy interesante visitar el de Nikolausdorf, conocida como la aldea de Santa Claus, que siempre suele hacer las delicias de los más pequeños. En esta ciudad alemana incluso hay incluso mercadillos dedicados a los gnomos y a la historia marítima.

Berlín también es ideal para disfrutar de los mercados navideños, en los que no faltan sus típicas cervezas navideñas; también es imprescindible una visita al Jardín de Navidad, ubicado el Jardín Botánico de la ciudad, ya que sus iluminaciones y figuras en 3D son impresionantes. La capital alemana también ofrece otras alternativas muy interesantes para aquellos que no vivan tanto la Navidad, tales como sus museos.

Viena es una ciudad que invita a disfrutar la vida y, como no podía ser de otro modo, la Navidad. En su impresionante casco antiguo se pueden visitar numerosos mercados navideños; resultan muy interesantes sus tradicionales juguetes de madera, entre otros productos artesanales.

Ámsterdam es otro lugar idóneo para viajar en el puente. Además, de su mercadillo navideño, cuenta con un árbol de 20 metros llega a la plaza Dam y un impresionante espectáculo de luces, el Amsterdam Light Festival. Una buena opción para conocer esta ciudad sin pasar mucho frío es realizar un crucero por sus canales.

Praga también puede presumir de tener unos mercados navideños preciosos, algo que no resulta difícil en una ciudad que parece salida de un cuento. Los viajeros que la escojan encontrarán repartidos por toda la ciudad estos mercadillos. Además de decoraciones navideñas, también se puede comprar artesanía, bisutería, etc. Cabe destacar que en ellos se puede disfrutar de exhibiciones de fabricación de productos tradicionales, así como de los cantos de los coros de villancicos.

Bruselas también ofrece un mercado navideño impresionante, su conocido Winter Wonders, que se extiende por el centro de la ciudad. Sus pistas de patinaje sobre hielo, los espectáculos de luces y su impresionante árbol de Navidad merecen una visita. Los chocolates belgas no podían faltar, junto a las cervezas y el resto de gastronomía típica de esta época del año.

París siempre deslumbra a sus visitantes y cuando se viste de Navidad, aún más. Por ello, es un viaje muy adecuado para estas fechas. Sus mercados navideños, sus pistas de patinaje y su iluminación dejarán sin palabras a sus visitantes. Además, aprovechar esta escapada para divertirse en Disney, impregnado totalmente de espíritu navideño, será inolvidable.

Copenhague es otro destino ideal para disfrutar de los mercadillos de Navidad. En el centro hay varios, pero el más conocido es el de los Jardines de Tivoli. Destacas su rueda de la fortuna girando, las luces de las hadas que cuelgan de los árboles, así como su impresionante pista de patinaje.

Ciudades españolas

Aprovechar el puente de diciembre para conocer o disfrutar de algunas ciudades españolas también es muy atractivo. Algunas de las que tienen vuelos directos con Palma son Madrid, Granada, Alicante, Asturias, Barcelona, Bilbao, Sevilla o Valencia. También son muy cómodas e interesantes las escapadas a Menorca, Ibiza o Formentera.

Sol y playa

Aquellos que busquen sol y playa también tienen vuelos directos muy interesantes desde Mallorca. Gran Canarias es ideal, ya que de media suele tener 22º, por lo que incluso es posible bañarse en el mar. Las agradables temperaturas no están reñidas con el espíritu navideño y en la Playa de las Canteras se puede contemplar el belén al aire libre más grande de Europa. Es impresionante pasear por él y pararse a observar a sus figuras de arena.