Imagen de archivo de Iker Casillas y su mujer, Sara Carbonero donde estuvo ingresado el deportista. | Efe

0

Iker Casillas está harto. El exfutbolista ha compartido este viernes en su cuenta de Twitter un comunicado en el que denuncia el acoso mediático al que se han visto sometidos tanto él como su familia y asegura que sus abogados «iniciarán las correspondientes demandas».

En el texto recalca que su separación de Sara Carbonero «fue amistosa» y critica que tanto él como su la periodista pidieron «respeto para ella, para mis hijos y para mí, algo que lamentablemente no se está produciendo».

«Estoy cansado de ver a distintas personas que se inventan historias relacionadas conmigo, por lo que he tomado la decisión de que mis abogados inicien las correspondientes demandas dirigidas a quienes están difundiendo informaciones totalmente falsas», indica molesto.

Noticias relacionadas

De este modo Casillas intenta zanjar las especulaciones que existen entorno a sus posibles relaciones sentimentales. También hace especial hincapié en su estado de salud: «Diversas revistas han difundido noticias de mi estado de salud, haciendo entrever que había sufrido una recaída sobre la enfermedad que superé, cuando se trató de un simple ataque de alergia». Por último señala que él «nunca ha participado en este sector ni personalmente ni profesionalmente».

En el mes de marzo el madrileño y Sara Carbonero confirmaron su separación a través de redes sociales. Ambos compartieron el mismo texto en sus respectivas cuentas de Instagram: «Tanto Iker/Sara como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión».