Mónica Cruz en una de las firmas de Mango en Barcelona. | Efe

7

El pasado mes de marzo saltó la noticia de que Mónica Cruz había sido denunciada por Yajaira Paola Cruz, una empleada del hogar que asegura haber estado trabajando en casa de Mónica de manera ilegal según confirmó la revista Semana.

La actriz ha llegado a un acuerdo con su exempleada del hogar tras no tenerla dada de alta en la Seguridad Social. Aunque empleada le reclamaba 7.000 euros, la hermana de Penélope ha accedido a pagar 4.000 euros evitando así un incómodo juicio que la convertiría en el centro de todas las noticias.

Según la denunciante de nacionalidad colombiana, que comenzó a trabajar en diciembre de 2016, la actriz no le dio de alta en la Seguridad Social pese a la insistencia para que lo hiciera. No fue hasta 2017 cuando la hermana de la oscarizada decidió poner fin a la irregularidad.

La colombiana aseguraba que la actriz la obligaba a realizar labores del hogar en jornadas de hasta 16 horas al día sin descanso. Tras informarse sobre sus derechos habló con exjefa para denunciar la situación y la actriz le contestó: «Eres una desagradecida, con todo lo que hecho por tí, eres cortita, no te entra en la cabeza».

Cinco meses después ambas partes han conseguido ponerse de acuerdo tras verse las caras en los juzgados poniendo fin a esta desagradable situación.