0

En la sala de exposiciones del Club Pollença tuvo lugar la inauguración de una exposición homenaje al pintor menorquín Josep Vives Campomar. Once grabados y 18 óleos dan al espectador la oportunidad de conocer la gran técnica de este artista en ambas vertientes y permiten descubrir la trayectoria de un creador poco dado a exhibir sus obras. En esta exposición abundan sobre todo el paisaje y el bodegón, en los que Vives Campomar destaca especialmente.