Previous Next
0

La bailarina canaria Ingrid Medina protagonizó en Can Monroig una especial performance, Beat (Pulso). En un recorrido por los distintos espacios que ofrece un lugar tan especial como este casal del centro de Inca, la bailarina recorrió las diversas etapas de la vida bajo un punto de vista original, profundo y novedoso. Más de treinta personas llenaron el aforo disponible para la actuación en un clima especial, onírico, donde este mismo público se sintió parte de lo que se ofrecía ante sus ojos.