Previous Next
0

La marca de joyas mallorquina Verdmarí de Lluïsa Verd Marí, que lleva los colores del mar en sus apellidos, presentó su nueva colección bautizada como Petit. Una colección totémica y a la vez muy íntima y personal, como todas las de Verdmarí, compuesta por una serie completa de pendientes, collares, anillos y broches en varios largos y formatos realizados en plata con incrustaciones de espinela y cordón de titanio dorado. El evento tuvo lugar en la galería Pep Llabrés Art Contemporani.

Además de la presentación de la colección, los asistentes pudieron disfrutar de la intervención artística de la pintora Luisa Garau, y del acompañamiento a la guitarra de Rafa Ferrà, amigo de la niñez de Lluïsa Verd, que marcó el movimiento de las bailarinas Lucía Melchor y Catiana Rosselló, ambas integrantes de la Associació Cultural s‘Art en Moviment. Petit no es una colección cualquiera y se puede decir que es una de las más personales de las que la diseñadora ha presentado hasta la fecha. Petit es la nostalgia de esos días que no volverán, de aquellos paseos por el campo en familia, la añoranza de la inocencia, los cariños perdidos, el paso del tiempo y el hueco irrellenable y perenne que algunas ausencias dejan en nuestro corazón.

Lluïsa Verd, que ha contado con la colaboración técnica del maestro joyero Edu Marín en la producción de las piezas, quiso agradecer especialmente a Pep Llabrés su apoyo incondicional en esta presentación. Aludió al vínculo que su familia, en concreto su padre, Pep Verd, mantuvo siempre con el mundo del arte y la cultura en Ciutat. Precisamente, uno de los momentos más especiales y emotivos de la velada se vivió cuando Piti Verd, hermana de Lluïsa Verd, leyó el poema Petit, unos versos escritos por su padre hace décadas que hoy son el eje y el sentido de toda esta colección. Qué historia tan bonita, la verdad. Adoro a Lluïsa.