Previous Next
3

El pasado 9 de julio La Granja de Esporles volvió a servir como escenario perfecto de una boda de postín, alegre y decontracté, en el ambiente más elegante de Mallorca. La propiedad sigue siendo única, regala unos jardines increíbles donde, además de la vegetación, destacan el agua cristalina que corre por sus fuentes y la casa, con la fachada más elegante como decorado perfecto para enmarcar el amor de una pareja joven y guapa: Marina Danús y Carlo Cuccurullo.

Dos jóvenes emprendedores que gestionan su propia inmobiliaria, Iconic Properties Mallorca, se dedican a la venta de propiedades exclusivas, proyectos de reforma y diseño de interiores, lo que les ha llevado a unirse más todavía tras siete años de relación. Ella, mallorquina y él, nacido en Texas (USA), pero criado en Mallorca desde los siete años. Se conocieron por medio de un amigo en común que fue testigo de la boda: Julián Vaquer.

Desde el momento que les presentó, se volvieron inseparables. Por razones obvias, se vieron forzados a posponer su boda, que tenía que ser en septiembre de 2020, pero finalmente la espera valió la pena, puesto que pudieron preparar una boda de cuento en una localización de ensueño, La Granja, propiedad de los hermanos Seguí. Además, Alberto Seguí fue también uno de los testigos del novio, del que es amigo desde hace años.

La esperada entrada de la novia, del brazo de su padre, Juan Danús.

En ese entorno mágico se dieron el sí quiero, ante invitados y testigos, ellos muy elegantes de traje y ellas vestidas de color verde. No todos los invitados pudieron asistir por las restricciones internacionales, como dos de los mejores amigos de Carlo, Eddie Luna, en Hawai, y Badr Alzuhair, en Arabia Saudí. Así que al final fue una boda entrañable, íntima y donde reinó el amor. La novia apareció vestida por Miguel Angel Company y estaba espléndida, porque lo es.

Durante el banquete los novios no pararon de mostrar su emoción.

Él se decantó por un tres piezas elegantísimo de Hathaway Tailored. La organización de Blanc i Negre Events fue perfecta y las fotos que nos regala Soravitl y Miguel Arranz dan buena cuenta de ello. Se me olvidaba las alianzas que intercambiaron: de Relojería Alemana, preciosas. ¡Felicidades, que tengáis una vida próspera y feliz!