El acusado por agredir al joven, ayer en un juzgado de lo Penal. El otro condenado declaró a través de videoconferencia. | Juan P. Martínez

-«Encima que impido que pegue a la novia acabo condenado», reflexionó en voz alta el hombre nada más conocer la pena, una multa de 270 euros por un delito leve de lesiones. También deberá indemnizar al perjudicado, que también fue sentenciado por golpear un coche, en 1.600 euros por las lesiones que le provocó. Un hombre fue condenado este martes en un juzgado de lo Penal de Palma tras reconocer que agredió a un joven con una sartén al que vio discutiendo acaloradamente con su novia en plena calle, en Cala Millor, en noviembre de 2018.

Los hechos juzgados ayer en Palma se remontan al día de Todos los Santos en la calle Bon Temps.
Uno de los procesados se encontraba manteniendo una discusión con su novia en mitad de la calle. En un momento dado el joven golpeó la luna de un BMW que se encontraba allí estacionado, provocándole daños valorados en 282,82 euros. Por ello, a través de videoconferencia, dio el visto bueno al pago de una multa de 90 euros por un delitos de daños. Uno de los testigos del enfrentamiento entre la pareja intervino en la disputa al temer por la integridad de la chica y comenzó un intercambio de puñetazos entre ambos varones.

Uno de ellos, el principal condenado, cogió una sartén y golpeó al otro en la cara que le provocó una fractura en la nariz y un traumatismo en la cabeza. En dicho procedimiento judicial había otros dos hombres imputados, que quedaron absueltos antes de la vista. Tras el acuerdo de conformidad entre las partes, la jueza dictó sentencia en el mismo acto.