Agentes de la Policía Nacional tras los altercados en Son Gotleu. | Alejandro Sepúlveda

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Murcia han detenido a dos integrantes de ‘Los Pelúos’ por su implicación en una pelea de clanes en la barriada de Son Gotleu. Según información policial facilitada ayer por la Jefatura Superior de Policía, el arresto tuvo lugar el pasado 15 de septiembre por un delito de tentativa de homicidio. Los dos hombres, de 36 y 45 años, están implicados en una agresión violenta a un miembro del clan de ‘Los Sherif’ al que golpearon con palos y piedras. Como consecuencia de la agresión, la víctima quedó gravemente herida.

El último episodio violento tuvo lugar el 7 de agosto, sobre las 17 horas, en la calle Indalecio Prieto. Varios integrantes de uno de los clanes en conflicto caminaba solo por la calle. En ese momento, un grupo de unas ocho personas de la familia rival se bajaron de los vehículos y fueron a por él. En ese momento, se inició una persecución consiguiendo darle alcance a unos 100 metros aproximadamente. Acto seguido, comenzaron a propinarle golpes, patadas e incluso agredirle con palos y piedras de grandes dimensiones. Una vez que lo tenían destrozado en el suelo se marcharon del lugar dejando a la víctima malherida en el suelo.

Varios testigos auxiliaron al hombre mientras llegaban al lugar los equipos de emergencia. Una ambulancia del SAMU-061 consiguió estabilizar al paciente y trasladarlo hasta el hospital de Son Espases donde fue operado de urgencia. Su estado era grave y presentaba numerosas lesiones, entre las que se encontraba una fractura craneal, permaneciendo más de una semana en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El Grupo deHomicidios de la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación llevando a cabo numerosas gestionesy logrando identificar a ocho personas que habían participado en la pelea y que gran parte de ellos permanecen en paradero desconocido.

Este enfrentamiento, según los investigadores, se inició en el año 2021. La trifulca más destacada tuvo lugar en mayo de ese año cuando tuvo lugar una agresión con armas de fuego enla que resultó herido un miembro de uno de los clanes, procediendo a la detención de los supuestos responsables. El siguiente altercado fue en el mes de octubre de 2021 y se detuvo a un hombre por tenencia ilícita de armas y amenazas tras un nuevo titoreo. Finalmente, en julio de 2022, se detuvo a uno de los patriarcas por disparar 11 veces a un coche.