Uno de los policías nacionales lleva varios días de baja por una lesión en la mano.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) anunció ayer su personación como acusación particular contra ‘El Juanillo’, uno histórico delincuente con numerosos antecedentes policiales a su espalda. A pesar de tener tan sólo 23 años, es un conocido ladrón muy violento afincado en la barriada de Son Gotleu.

El pasado día 20 de septiembre, los agentes de Radio Patrulla (zetas) localizaron al sospechoso sobre el que pesaba varias reclamaciones judiciales. Además, ‘El Juanillo’ llevaba fugado desde el pasado mes de mayo del Centro de Internamiento Social (CIS).
Cuando los policías se dirigieron hasta su posición para proceder a la detención, el joven se abalanzó sobre los agentes actuantes lanzándoles patadas, puñetazos y llegando a morder a uno de los funcionarios.

De hecho, a uno de ellos le rompió una falange de un dedo por lo que precisó ser trasladado al hospital y permanece de baja médica. El segundo agente herido recibió varios golpes y mordiscos que también precisaron recibir asistencia facultativa. «Agredir a un policía no puede salir gratis. Por ese motivo, una vez más, anunciamos que nos personamos en la causa contra este nuevo agresor. Para ello, en cumplimiento del acuerdo suscrito y tras los éxitos cosechados, el asunto será dirigido por el abogado penalista Eduardo Luna, de Equare Abogados», apunta Manuel Pavón, portavoz del SUP.

Desde hace meses, el sindicato policial se persona en todas aquellas agresiones que sufren los policías nacionales en acto de servicio. «Hemos pasado que antes pegar a un policía le costaba 300 euros a un delincuente y, ahora, le cuesta más de 4.000 y penas de prisión. El mejor ejemplo lo tenemos en el caso donde un tumulto de residentes de Son Banya rodearon y golpearon a los policías. Al final, las sanciones fueron ejemplarizantes», concluye Pavón.