El hombre herido crítico ha sido evacuado por un helicóptero de Salvamento Marítimo. | Alejandro Sepúlveda

4

Los cinco tripulantes del velero incendiado este viernes al sur de Cabrera, todavía en aguas de Argelia, supuestamente incendiaron la embarcación al descubrir que la Guardia Civil los estaba vigilando a distancia, con una lancha. La embarcación transportaba droga en el interior y los narcos pretendían deshacerse de ella, pero el fuego se descontroló y alcanzó a uno de los tripulantes, que finalmente ha muerto en el hospital palmesano de Son Espases.

Tal y como ha adelantado en primicia Ultima Hora, los investigadores estaban siguiendo al barco sospechoso y a unos 241 millas al sur de Palma se han desencadenado los acontecimientos. Los cinco tripulantes le han prendido fuego, para borrar huellas, pero el incendio se les ha ido de las manos, al parecer porque ha estallado el depósito de combustible.

Noticias relacionadas

La explosión ha alcanzado de lleno a un ciudadano ruso de 42 años de edad, que ha sufrido gravísimas quemaduras en todo su cuerpo. Otro ha resultado levemente herido, y al final cuatro de los tripulantes han quedado detenidos y el crítico ha sido evacuado por un helicóptero de Salvamento Marítimo hasta el aeropuerto de Palma, donde esperaba una ambulancia del 061.

Tras evaluar su estado y confirmar que se debatía entre la vida y la muerte, se ha decidido trasladarlo hasta el hospital barcelonés de Vall d'Hebrón, que cuenta con una unidad especial para quemados. Sin embargo, el estado ha ido empeorando y al final se ha desechado esa posibilidad, porque las posibilidades que muriera en el avión ambulancia eran muy elevadas.

Los peores augurios se cumplieron sobre las dos de la tarde, cuando los médicos confirmaron el fallecimiento del tripulante ruso. En las próximas horas se le practicará la autopsia en el instituto anatómico forense de Palma y después, posiblemente, el cadáver será repatriado al lugar que estipule su familia.