El tren volcó por un exceso de velocidad, según los testigos del accidente. | Gori Vicens

15

A medida que avanzan las horas, aparecen nuevos y reveladores datos sobre las causas que provocaron el accidente del tren turístico de Cala d’Or donde once turistas resultaron heridos. Un exmecánico de la compañía denuncia públicamente que, días antes de producirse el siniestro, él ya avisó al departamento de recursos humanos de las múltiples deficiencias del servicio. El extrabajador acusa a sus jefes de presionar a los conductores para que cumplan el horario establecido de las paradas e incluso que los vehículos sean puestos en circulación sin cumplir las mínimas medidas de seguridad.

«Es muy fácil dar la culpa a los conductores de los trenes turísticos de los accidentes, pero los ciudadanos deben saber que han quitado a los tiqueteros y que el mismo chófer tiene que cobrar y conducir. Eso implica mayor tiempo y retrasos. Nuestro jefe nos exige cumplir las paradas y evitar retrasos. Por ese motivo, a veces hay que acelerar un poco», añade el extrabajador.

Largas jornadas

Noticias relacionadas

«Nos tienen haciendo jornadas de 12 horas y los mecánicos no disponemos de las herramientas ni materiales para hacer el trabajo. De hecho, me enviaron a Menorca a reparar los trenes y, tras estar trabajando 21 horas seguidas, me apretaron para que el tren saliera sin frenos y que los anulara. De todo esto tengo pantallazos, grabaciones y vídeos», concluye el exmecánico. El trabajador puso en conocimiento todos estos hechos al departamento de recursos humanos de la empresa y, poco después, fue despedido. La mayoría de empleados está ultimando un acuerdo para denunciar de forma conjunta e incluso ir a la huelga. De todo lo relatado, el protagonista de esta historia aporta las pruebas pertinentes y está dispuesto a llegar hasta el final.

Por otra parte, según fuentes próximas a la investigación a las que ha tenido acceso Ultima Hora, todos los testigos y víctimas confirmaron que el vehículo iba a una velocidad excesiva. El conductor trató de justificar su acción alegando que se trata de una tramo de pendiente y que cuando el tren va con todos los vagones cargados tiene que tomar velocidad para tomar la pendiente de la calle. La concesión de la atracción turística había tomado posesión del servicio el pasado día 5 de agosto.

El apunte

El conductor dio negativo en la prueba de alcoholemia

Nada más producirse el accidente del tren turístico de Cala d’Or, la Policía Local practicó la prueba de alcoholemia al conductor. El resultado de la misma fue de 0,0. Se trata de un tractor que arrastra tres vagones. Por las características del vehículo no está obligado a llevar cinturones de seguridad.