El arresto de ambos detenidos fue practicado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía. | Redacción Sucesos

6

Una mujer salía de un gimnasio tras realizar su entrenamiento diario cuando, de repente, notó la presencia de un joven que la estaba persiguiendo. Se trata de un colombiano de 21 años de edad. Los hechos tuvieron lugar, a las 20.30 horas, del pasado miércoles en la barriada de Pere Garau de Palma. La víctima, que estaba aterrada al verse acosada comenzó a correr para pedir ayuda. En ese instante, el ahora detenido se abalanzó sobre ella y comenzó a manosearla por todo el cuerpo, incluyendo sus partes más íntimas.

Así como pudo, la mujer consiguió zafarse de su agresor y entrar en un comercio próximo y pedir auxilio a los allí presentes. Con suma rapidez, varias personas acudieron en su ayuda y llamaron a la Policía Nacional. En cuestión de minutos, un gran número de patrullas acudieron al lugar y se hicieron cargo de la incidencia. Tras tomar declaración a la mujer, consiguieron una descripción del sospechoso.

Acto seguido, una patrulla localizó al joven y lo interceptó. El chico, de forma espontánea y sin ser preguntado, afirmó: «Yo no he hecho nada». Al preguntarle por los hechos denunciados acabó diciendo: «Bueno. Le he tocado un poco, pero ha sido sin querer». Acto seguido se procedió a su arresto.

Por otra parte, en pasado martes, a las 14 horas, en la zona de l'Arxiduc de Palma, la sala del 091 recibió una llamada indicando que los vigilantes de seguridad tenían retenido, a un indio de 41 años, que había realizado tocamientos en zonas íntimas a una clienta de un establecimiento y quería interponer denuncia. La patrulla del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) se personó en el lugar y se entrevistó con la mujer, que indicó que un hombre le había hecho gestos obscenos y posteriormente le efectuó tocamientos en sus partes íntimas, procediendo a la detención del hombre.