El arresto fue practicado por agentes de la Policía Nacional en la Platja de Palma.

Primera detención de un joven acusado de denunciar en falso un pinchazo en el interior de una discoteca de Platja de Palma con la intención de robar. Los hechos tuvieron lugar a principios del mes de agosto. Fue entonces cuando un menor, de 17 años y nacionalidad española, interpuso la primera denuncia registrada, en Palma, por un caso de pinchazo con robo en un establecimiento de ocio nocturno. Los investigadores iniciaron una exhaustiva investigación con la intención de esclarecer lo ocurrido en el interior de la sala, ubicada en la primera línea de playa, y localizar a los presuntos agresores. El denunciante es un joven que afirmaba que, mientras estaba en el local, alguien se le aproximó, notó un pinchazo en una de sus piernas y, minutos después, comenzó a encontrarse mal y fue víctima del robo de varias de sus pertenencias.

Noticias relacionadas

Nada más tener conocimiento de los hechos, los agentes responsables del caso tomaron de declaración al joven, los posibles testigos, visualizado de cámaras y otras pesquisas para el esclarecimiento de los hechos. Hasta la fecha, era la única denuncia en vigor presentada en las islas cuya presunta víctima reconoce abiertamente haber sido objeto de un robo tras recibir el pinchazo. Tras numerosas gestiones e indagaciones policiales, se pudo comprobar que la denuncia era totalmente falsa. Es más, desde un primer momento se tenía serias dudas incluso de que el joven hubiera accedido al interior de la discoteca. Este hecho fue corroborado de inmediato por las cámaras de seguridad del local.

Los motivos por los que el menor mintió aún no han sido esclarecidos, pero se sospecha que detrás de todo podría encontrarse la intención de cobrar dinero del seguro del teléfono móvil. Nada más practicarse la detención, el fiscal de menores fue informado de los hechos y se hizo cargo de la instrucción del caso. Del mismo modo, la Policía Nacional también trata de esclarecer la veracidad de una segunda denuncia formulada por parte de otro joven en un local de ocio del Passeig Marítim. En este caso, se trata de un chico mayor de edad.