Los hechos tuvieron lugar entre el 25 de noviembre de 2020 y el 29 de enero de 2021.   

La mujer acusada de llamar por teléfono 163 veces en apenas cuatro días –entre finales de 2020 y principios de 2021– a la exnovia de una antigua pareja ha sido condenada por un juzgado de lo Penal de Palma al pago de una multa de 1.620 euros. Asimismo, la sentenciada no podrá acercarse a menos de 300 metros de la perjudicada ni comunicarse con ella durante los dos próximos años. La procesada, de nacionalidad española, se declaró culpable de un delito de acoso ante la magistrada y aceptó la pena impuesta, a la que se llegó tras un acuerdo de conformidad entre las partes antes de iniciarse la vista.

La mujer, de mediana edad, con ánimo de trastornar la vida cotidiana de la perjudicada, la llamó por teléfono 163 veces repartidas en cuatro días y esperando dos meses entre la primera tanda y la segunda y última. El 25 y 26 de noviembre de 2020 y el 28 y 29 de enero de 2021. La primera ocasión la telefoneó 33 veces y la segunda vez 130. La relación entre imputada y perjudicada era que la segunda mantuvo una relación sentimental con un exnovio de la mujer imputada.

Esta, a través del acoso telefónico llevado a cabo, consiguió perturbar «la quietud, tranquilidad y sosiego» de la denunciante. Inicialmente el Ministerio Público solicita para la acusada dos años de prisión y la prohibición de aproximarse a menos de 300 metros y de comunicarse por ningún medio con la víctima. Tras el acuerdo al que llegaron las partes minutos antes de iniciarse la vista en los juzgados de Vía Alemania, la magistrada dictó sentencia ‘in voce’ en el acto.