La Policía Nacional practicó las detenciones. | Alejandro Sepúlveda

12

Un intento de ‘simpa’ acabó el miércoles con tres detenidos en un bar de Palma. Sobre las diez de la noche, una pareja de bolivianos y su hijo de tres años estaba en la barra de un local de la calle Isidoro Antillón, junto a una amiga. Cuando llegó la hora de pagar las consumiciones, los sudamericanos anunciaron que no iban a pagarlas y la tensión con el dueño del local, que les exigía el dinero, fue en aumento. Otros clientes llamaron al 091 y cuando llegó una patrulla los extranjeros insistieron en que no pagaban.

Los tres adultos se encontraban muy bebidos y en un momento dado se enfrentaron a los agentes, por lo que acabaron detenidos por los delitos de atentado e incumplimiento de los deberes familiares. Los agentes contactaron con los familiares de los padres, que viven en Sóller, para que bajaran a Palma y se hicieran cargo del menor de edad, ya que todos los adultos fueron trasladados a los calabozos de la Jefatura.