Dos guardias civiles junto a uno de los detenidos. | Guardia Civil

3

Dos jóvenes aceptaron este viernes una condena de tres años de cárcel cada uno por tres atracos en una misma noche en Santa Maria, Pòrtol y Calvià. Los acusados, un chico y una chica, han consignado 5.500 euros como reparación del daño y la pena de prisión quedó suspendida con la condición de que abonen una multa de 1.440 euros cada uno y de que no cometan ningún delito durante los próximos tres años.

El primer asalto fue la madrugada del pasado 1 de noviembre en Santa Maria. Ambos se abalanzaron sobre una joven y le arrebataron el móvil. La acusada le obligó a facilitarle las claves para que le realizara un Bizum de 200 euros.

El procesado, defendido por el abogado BernatGarí, impidió que las amigas de la víctima intervinieran. Media hora después, en Pòrtol, atracaron a dos chicas y les propinaron varios puñetazos. El último golpe se produjo en Calvià a las 4.30 horas.