El fallecido, a la izquierda, con sus amigos Óscar y Baldomero. | R.S.

32

Rotos de dolor. Así están los familiares y amigos de Sebastián Jaume Femenías, el hombre de 34 años que falleció el domingo en Son Espases después de dos largos días luchando por aferrarse a la vida tras ser brutalmente agredido en la puerta de una discoteca en Cala Major. De Son Ferriol «de toda la vida», Sebastián había decidido años atrás dedicarse al mundo de la cocina. Con esfuerzo y mucha dedicación lo había conseguido. Uno de las personas que mejor le conocían es Óscar Fontán, amigo y excompañero de trabajo, con quien había compartido horas y horas entre fogones. Y Ultima Hora se puso en contacto este lunes con él.

Con la voz entrecortada, Óscar aún no se cree lo sucedido. «Nos han quitado un trozo de nuestra vida». Conoció a Sebastián en 2013, cuando este empezó a estudiar cocina y rápidamente congeniaron; hasta el punto que lo integró en la Asociación de Cocineros Afincados en las Islas Baleares y después se animó a participar en proyectos solidarios para ayudar a la gente más desfavorecida. «Se involucró mucho en la asociación, siempre quería proponer cosas. Ahora, con el tiempo, puedo decir que sin él este proyecto no hubiera tirado hacia adelante», comenta Óscar.

Ambos habían compartido durante años inquietudes y conocimientos en varios restaurantes de Palma como Ca na Joana, la Bodeguita o Sa Caseta. «Siempre estaba con una sonrisa en la cara. Era una persona que se llevaba bien con todo el mundo», recuerda apenado su amigo.

Noticias relacionadas

Hace unos meses le propusieron trabajar en Austria durante el invierno. «Se fue, pero le tiraba mucho Mallorca. Siempre me decía que tenía que volver rápido, que echaba de menos su Isla», subraya Óscar; el mismo que no olvidará nunca a su amigo Sebastián. «Para mí, era mi hermano y su familia como si fuera la mía. Me acaban de matar», sostiene.

Líneas de investigación

La investigación del caso avanza con paso firme. De hecho, no se descarta ninguna línea de trabajo. La identificación y localización del principal sospechoso está prácticamente realizada, pero también se busca a un hombre y dos mujeres, que iban con el presunto agresor, y que pudieran estar implicadas o ser encubridores de la agresión.

Algunos testigos han apuntado a la Policía Nacional que Sebastián Jaume Femenías estaba en el local y salió fuera para sentarse en las escaleras. En ese momento, fue cuando el sospechoso le agredió sin mediar palabra alguna. Cuando la víctima estaba tendida en el suelo, gravemente herido y esperando ser asistido, llegó un portero del local y supuestamente le sacó a la calle, donde después fue atendido por los sanitarios. Todo ello, se desprende de las declaraciones de varios clientes que presenciaron los hechos.

El apunte

Siempre atento a Chefs Solidarios de Mallorca

Sebastián siempre quería ayudar. Y más si se lo pedía su amigo Óscar, la cara visible de Chefs Solidarios de Mallorca. En octubre de 2020, ambos, junto a otros siete chefs de la Isla, prepararon un menú solidario para cien personas en el comedor social Zaqueo. En aquella ocasión, no solo cocinó, sino que también sirvió comida y ayudó en todo lo que se le pidió. Así era Sebastián Femenías.