La Policía Nacional ha montado un rápido dispositivo de emergencia y han auxiliado al joven.

23

Un joven se debate entre la vida y la muerte tras ser agredido a primera hora de la mañana de este viernes a la salida de una discoteca en la barriada de Cala Major, en Palma. La víctima recibió una patada en el cuello y entró en parada cardiorrespiratoria, aunque pudo ser reanimado por lo médicos de ambulancias.

Los hechos han ocurrido poco después de las seis de la mañana cuando un joven ha atacado a otro por motivos que se desconocen cuando salían de una conocida discoteca de la zona. La víctima ha caído al suelo y en ese momento el agresor le ha propinado una violenta patada a la altura del cuello que ha provocado que el otro quedará inconsciente sobre el asfalto. La Policía Nacional ha montado un rápido dispositivo de emergencia y han auxiliado al joven, que estaba en parada cardiorrespiratoria y no reaccionaba. Después los médicos de ambulancias han seguido con la reanimación aunque la víctima ha vuelto a entrar en parada, lo que ha disparado las alarmas sobre la gravedad de sus estado.

Finalmente, los facultativos han podido reanimar al herido y lo han evacuado sin demora hasta el hospital de Son Espases donde se debate entre la vida y la muerte. Los coches ZETA de la Policía Nacional se han hecho cargo de la búsqueda del sospechoso que ha huido. Por su parte, el Grupo de Homicidios se ha hecho cargo de la investigación. Una joven ha sido testigo de la brutal agresión y su testimonio está siendo clave para los investigadores.