Una persona fotografía el lugar de la explosión en Calahorra. | Efe

0

La planta de biodiésel Iniciativas Bioenergéticas S.A., de Calahorra (La Rioja), en la que este pasado jueves se produjo una fuerte explosión que provocó la muerte de dos trabajadores, fue condenada por el Juzgado de lo Penal 3 de Logroño el pasado 7 de febrero por un delito medioambiental. Así lo ha indicado este viernes el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR) en una nota, en la que también ha informado de que el Juzgado número 2 de Calahorra abrió un procedimiento para investigar las causas de la explosión.

Además, la Fiscalía Superior de La Rioja ha incoado este viernes diligencias de investigación para averiguar el origen del suceso y ha ordenado la coordinación entre el Seprona de la Guardia Civil y la Inspección de Trabajo para el esclarecimiento de los hechos. La sentencia de febrero pasado contra esta planta fue de conformidad entre las partes; condenó a la empresa al pago de una multa de 1.440 euros y a su representante legal a otras dos multas, que suman 1.920 euros. El fallo judicial impuso también al representante legal de la empresa una inhabilitación especial para la actividad de producción de biodiesel durante cuatro meses.

Los hechos se remontan al 2 de junio de 2017 cuando, sin la pertinente autorización ambiental, se vertió, a través de una arqueta ubicada en la misma planta, aguas residuales a la acequia de riego de la zona, lo que perjudicó a 22 parcelas de regadío pertenecientes a dos propietarios. En la sentencia se aplicó la atenuante de reparación del daño porque la empresa abonó a los dos perjudicados 4.522 y 249.500 euros por los daños ocasionados.

Noticias relacionadas

Además, agentes del Equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil en La Rioja se encuentran en la planta de Calahorra con el fin de recoger restos para su posterior análisis y tomar declaración a sus responsables y empleados. Fuentes de la investigación han indicado este viernes a Efe que lo agentes realizan una inspección técnico ocular en la planta, recogen restos de los cuatro depósitos afectados por la explosión y de otras herramientas y maquinaria que hay en la planta.

Se trata de unas instalaciones gestionadas por Iniciativas Bionergéticas y la Benemérita toma medidas para tratar de esclarecer las causas del siniestro. También se ha iniciado la toma de declaración de personas que se encontraban en la planta en el momento del suceso, que se produjo a las 12:55 horas, cuando se registró una detonación en uno de los depósitos, que afectó a otros tres, que onde hubo fugas.

En el Instituto de Medicina Legal de La Rioja se realizan las autopsias a los trabajadores fallecidos, de 33 y 40 años, quienes realizaban un trabajo externo para la planta y no pertenecían a su plantilla, formada por 25 empleados. El fuego ha quedado apagado a las 2:00 horas de este viernes, tras 13 horas de labores de extinción; y los bomberos trabajan ahora en mantener refigerada la zona y en impedir que se produzcan fugas de los tanques adyacentes a los que ardieron, que contienen aceite, biodiésel, metanol y otros productos químicos, han detallado a los periodistas el director de Emergencias del Gobierno de La Rioja, Salva Díez.