Imagen del 'beach club' de Magaluf donde ocurrieron los hechos. | Alejandro Sepúlveda

3

Saltó haciendo una voltereta y animado por sus amigos. Poco a poco se van desvelando algunos de los detalles de la última imprudencia de un turista en la Isla. El joven turista noruego de 19 años que recientemente ha quedado parapléjico tras golpear de cabeza en el fondo de una piscina de un beach club en Magaluf, lo habría hecho animado por sus amigos y dando antes una voltereta en el aire. Así lo ha explicado el propietario del establecimiento, Juanma Colom, en declaraciones recogidas por Espejo Público.

Noticias relacionadas

«Lo que he podido ver en las imágenes de la cámara de seguridad es que parece que los amigos le estaban retando. Aunque pasa un vigilante seguridad por delante en varias ocasiones, en un momento se levanta y salta dando una voltereta. Es triste. En 10 años aquí no nos había pasado algo así», concluye el propietario.

El accidente tuvo lugar el pasado 24 de mayo en cuando el joven, pensando que se trataba de una zona profunda de la piscina, se lanzó cayendo de cabeza al agua en un tramo de sólo 50 centímetros de profundidad. Los facultativos del hospital siguen muy de cerca su evolución y se ha confirmado que se ha fractura las cervicales. Se trata del último episodio de imprudencia de turistas después de la muerte de un británico que cayó de un séptimo en un hotel de Magaluf y de otro veraneante que perdió la vida cuando saltaba desde las rocas en las Islas Malgrats, mientras su esposa lo grababa con el teléfono móvil.