La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, junto a Armengol, en un momento del encuentro que han mantenido este martes en Palma. | CAIB

1

Baleares contará este verano con un refuerzo de 386 guardias civiles para incrementar la seguridad ciudadana ante el aumento de la población, según ha anunciado este martes la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

De los agentes de refuerzo, 99 son nuevos profesionales actualmente radicados en las Islas que tendrían ahora que desplazarse o coger otro destino en el país, pero se mantendrán hasta octubre en Baleares; 170 serán guardias civiles en prácticas y 41 serán especialistas de distintas áreas para apoyos específicos.

Además, se va a aplicar desde junio un «plan operativo de alto impacto» con 76 agentes para trabajar en zonas «donde las cuestiones de seguridad ciudadana o los delitos contra la libertad sexual se están produciendo de manera notoria o están creciendo», ha indicado Gámez. Estos 76 agentes formarán parte del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) que se desplegará en Calvià y del Grupo de Acción Rápida (GAR) para Ibiza.