Imagen de un agente.

0

La Policía Nacional ha advertido este martes del «notable repunte» de denuncias relacionadas con estafas dirigidas a trabajadores de establecimientos. Según ha informado en un comunicado, el 'modus operandi' empleado por los delincuentes consiste en contactar telefónicamente con un establecimiento indicando que se encuentran en ese momento en la tienda, que está hablando con el gestor, contable o responsable de éste y, con «una amplia gama de pretextos» como la presunta recepción urgente de mercancía o la liquidación de un impuesto, les conminan a pagar cierta cantidad de dinero para evitar una multa o penalización.

El proceso se desarrolla de forma en la que transmiten mucha prisa y sitúan al receptor de la llamada en un estado de nerviosismo, consiguiendo reducir de esta forma su operatividad y capacidad de raciocinio. Así, sin dar margen al empleado para poder comprobar con su responsable la verosimilitud de la deuda o del pago les piden su número de teléfono personal y le mantienen con las líneas ocupadas. Una vez aislado, le pide que coja todo el dinero en efectivo que tiene disponible en la caja, se dirija a un cajero de criptomoneda y, con un código que previamente les han enviado por mensajería instantánea o correo electrónico, proceda a ingresarlo, exigiéndole, incluso, dinero personal del empleado en caso de ser necesario.

El Grupo de Delincuencia Económica y Delitos Tecnológicos aconseja que, para no ser víctima de esta modalidad de estafa, se mantenga la calma y se actúe con tranquilidad, se verifique siempre lo solicitado con el encargado o responsable inmediato, así como que se sea consciente de que, cuando alguien solicita que el ingreso se efectúe en cajeros de criptomoneda o compra de tarjetas regalo, existe una gran probabilidad de que se esté siendo víctima de una estafa, ya que todo esto se hace para disminuir su rastro.