Agentes de la USECIC de la Guardia Civil redujeron al okupa. | Alejandro Sepúlveda -

7

Gran movilización de agentes de la Guardia Civil en un domicilio okupado ubicado en el kilómetro 7 de la carretera Felanitx a Porto Colom. A las 15 horas de este domingo, los equipos de emergencia fueron alertados de un altercado y ocupación. Rápidamente, una patrulla del instituto armado se personó en el lugar. El hombre, nada más detectar la presencia policial, se introdujo en el interior de la casa y se atrincheró.

Los funcionarios trataban de convencer al varón para que saliera y abandonara el inmueble de forma pacífica, pero éste se cerró en banda y no cesaba de amenazar a los guardias con suicidarse. Con suma celeridad, los agentes solicitaron refuerzos y la presencia del negociador del Cuerpo. La sorpresa fue mayúscula cuando la central telefónica de emergencias del 112 recibió una llamada alertando de que tres personas disfrazadas de Guardia Civil estaban intentando entrar en su casa. Era el okupa que, debido a su estado de salud, no lograba identificar a los funcionarios.

Acto seguido, llegó la USECIC, es decir, los antidisturbios de la Guardia Civil, quienes derribaron la puerta y lograron reducir al hombre. Fuentes oficiales han confirmado que el paciente fue trasladado en ambulancia hasta el área de psiquiatría del hospital de Son Espases.