La investigación para esclarecer el crimen permanece abierta. | Redacción Sucesos

0

El hombre de 33 años que supuestamente habría matado a su madre de 78 años durante la pasada madrugada en la vivienda familiar ubicada en la calle Almedina, en el casco histórico de Almería, sufrió un paro cardíaco tras el crimen que le ocasionó la muerte.

Así lo han trasladado fuentes policiales tras la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Almería, quienes han confirmado la muerte «violenta» de la mujer en unos hechos que el Grupo IV de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) enmarca en un episodio de violencia doméstica.

Las mismas fuentes han señalado que no existían denuncias previas por discusiones o agresiones en el domicilio familiar entre sus miembros.

La investigación para esclarecer el crimen permanece abierta para determinar los detalles que se dieron en torno a las 4.00 horas, cuando se recibieron varios avisos policiales ante los ruidos que emanaban de la vivienda.