Agentes en la calle Fàbrica. | Pere Bota

3

La Policía Local de Palma ha levantado durante el fin de semana en Santa Catalina hasta 67 actas de denuncia por varios incumplimientos en el marco del operativo especial. La regidora de Seguridad Ciudadana, Joana Adrover, ha detallado que en el transcurso del operativo en el barrio, el viernes los agentes levantaron 34 actas de denuncia. Entre otras cuestiones, según ha recogido el Consistorio en una nota de prensa, ocho fueron por ocupación de la vía pública, 11 por deterioro de la tranquilidad, mientras que también se precintó un equipo de música y se tramitaron diez denuncias de tráfico. El sábado se levantaron 23 actas. Entre otras, dos fueron relacionadas con la ordenanza de regulación de horarios de apertura al público, una por ocupación de la vía pública y una por deterioro de la tranquilidad, así como 19 denuncias de tráfico.

Según han recordado, en 2021 se abrieron en Santa Catalina 752 expedientes y desde comienzo de 2022 (hasta medios del mes pasado), 99, lo que suma un total de 851 expedientes registrados. Estas cifras incluyen actas a locales por parte de Patrulla Verde y otras actuaciones por parte de la policía uniformada, como no disponer o no facilitar la licencia, excederse en el horario autorizado, ocupación vía pública sin licencia, deterioro de la tranquilidad del entorno o consumo o tenencia de sustancias estupefacientes. No se incluye denuncias por tráfico.

Noticias relacionadas

Por otra parte, según han señalado, la Policía Local ha desarrollado distintos operativos a lo largo del fin de semana. En este sentido, han destacado la atención en la Fira del Caragol en Sant Jordi, el partido del RCD Mallorca, así como la caída de dos menores a través de la claraboya de una iglesia. Asimismo, se ha denunciado a dos conductores por circular a más 100 kilómetros por hora por vías limitadas a una velocidad máxima de 50 km/hora. Igualmente, entre otras actuaciones del viernes, se denunció y expulsó al cliente de un hotel por hacer 'balconing' en Playa de Palma. Los agentes también han actuado en una agresión, con una persona inconsciente en la calle, y junto con los Bomberos de Palma, efectivos sanitarios y Policía Nacional, que se hizo cargo de la instrucción del caso, en el caso de dos menores precipitados a través de la claraboya de una iglesia de Son Cladera.

Por otra parte, se ha imputado un delito a un conductor para ir a 137 kilómetros por hora por la carretera de Can Pastilla, una vía limitada a 50. En la misma línea, el sábado también se imputó un delito para conducir a velocidad excesiva, a otra persona para ir a 132 kilómetros por hora por el camino de Jesús, en Son Cotoner, una calle también limitada a 50 kilómetros por hora. Además, en los alrededores de Porta des Camp, se evitó un robo con fuerza a un vehículo en la calle. También se actuó en varios delitos de lesiones, varios incendios a la Soledad Sur, calle Manacor y parque de ses Estacions.